Regreso desigual a las aulas

Agencias
-

Tan solo el País Vasco y Galicia abren los colegios de forma presencial en la fase 2, con un escaso 20 y un 30 por ciento de asistencia respectivamente, el resto esperará al mes de junio

Regreso desigual a las aulas - Foto: IREKIA

A pesar de que las comunidades que pasaron ayer a la fase 2 podían abrir ya los colegios de forma presencial y voluntaria, la realidad fue que solo dos regiones decidieron que fueran sus estudiantes al centro educativo:País Vasco y Galicia.
El resto de territorios que podían empezar las clases in situ -todas las provincias andaluzas menos Málaga y Granada, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Extremadura, Murcia, Navarra, La Rioja, Ceuta, Melilla, Guadalajara y Cuenca y tres zonas sanitarias de Cataluña-, optaron por retrasar el reinicio de las clases hasta junio. Además, la vuelta al cole antes de que finalice el actual curso escolar será, principalmente, para alumnos que terminan etapa, es decir, cuarto de ESO, segundo de Bachillerato (aquellos que optan a Selectividad) y Formación Profesional (FP).
La vuelta para Infantil, de 0 a 6 años, y Educación Especial, permitida también, no convence ni a las comunidades ni a los sindicatos.
En Euskadi regresaron los estudiantes de cuarto de ESO, Bachillerato y FP en los centros que así lo decidieron, lo que supone el 20 por ciento del alumnado en institutos y casi todos en FP, según señaló el departamento vasco de Educación.
El retorno educativo en las tres provincias históricas transcurrió con normalidad, es decir, con las medidas preventivas y sanitarias indicadas para esta fase, como llevar mascarillas y mantener los dois metros de distancia personal.
Así fue, por ejemplo, en el instituto Bertendona o en los centros de FP del colegio Jesuitas de Indautxu y Elorrieta -en Bilbao-, donde los estudiantes accedían a los talleres tras limpiarse las manos con hidrogel y a través de pasillos separados en dos zonas.
Pupitres y máquinas de prácticas estaban a la distancia de seguridad y los jóvenes siguieron así las explicaciones de profesores.
Por su parte, en Galicia, casi un tercio de los alumnos de segundo de Bachillerato acudieron a las clases presenciales. Un total de 3.733 estudiantes de los 12.113 inscritos en segundo de bachillerato acudió a sus centros, lo que representa una 31 por ciento del total, según la Consejería de Educación gallega.
En Orense, un 50 por ciento de los alumnos de ese curso de bachillerato regresaron, un 31 por ciento en Pontevedra y un 25 por ciento en La Coruña y Lugo. Además, hay que incluir los estudiantes del último ciclo de Secundaria y otros 361 de escuelas de formación profesional.