Navarra pasó a fase 1 por unos indicadores "muy positivos"

Navarra Televisión
-

La "buena situación epidemiológica" de la Comunidad Foral y los indicadores "muy positivos" en cuanto a la capacidad del sistema son algunos de los aspectos valorados por el Ministerio de Sanidad para permitir que Navarra avanzara a la fase 1.

En el informe, publicado por el Ministerio de Sanidad y firmado por la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación, Pilar Aparicio, hace referencia a la "buena situación epidemiológica" de Navarra cuando se hizo la petición.

En ese sentido habla de "ningún caso con inicio de síntomas en los últimos ocho días" y una incidencia acumulada en los últimos 7 días de 24 casos por cada 100.000 habitantes
Navarra pasó a la fase 1 por unos Navarra pasó a la fase 1 por unos "muy buenos indicadores" - Foto: Jesús Diges
Asimismo considera "muy positivos" los indicadores en cuanto a la capacidad del sistema sanitario, con disponibilidad de camas de agudos y de UCI garantizada, así como la posibilidad de aumentar hasta 37 camas de agudos y 2,6 camas de UCI por 100.000 habitantes en el momento necesario. En los últimos siete días había habido 45 hospitalizaciones y el porcentaje de ocupación era del 50,8 %

El informe, fechado el 8 de mayo, alude al "esfuerzo" realizado en el "fortalecimiento de la Atención Primaria para el desarrollo de capacidades diagnósticas".

En relación con los recursos humanos, el número de personas trabajando es el mismo, indica, pero añade que se han reestructurado los servicios y se prevé una contratación inmediata y progresiva según las necesidades, se dispone de EPI y de materiales de toma de muestras suficientes.

Asimismo dice que existe un procedimiento efectivo para la realización de pruebas PCR a todos los casos sospechosos y menciona en ese sentido el procedimiento para la realización efectiva y segura de PCR desde Atención Primaria en las primeras 24 horas de detección, los circuitos previstos para casos sospechosos, y el procedimiento de diagnóstico por PCR en casos sospechosos a nivel domiciliario.

Además destaca el largo recorrido de la Atención Domiciliaria en la Comunidad Foral y la adaptación del sistema a la telemedicina, así como los mecanismos a través de centinelas para la detección de acasos asintomáticos.

"La capacidad para la detección rápida y contención de las fuentes de contagio está muy desarrollada, con equipos específicos, coordinados y comunicados y protocolos para la identificación, cuarentena y seguimiento de contactos", añade.

También tiene en cuenta que Navarra "dispone de planes específicos para contener la enfermedades en las residencias de mayores teniendo en cuenta su situación de especial vulnerabilidad" y que existe un plan operativo de medidas de restricción y control de la movilidad entre la Comunidad y territorios circundantes

Como recomendación de mejora, apunta la necesidad de que la comunicación de casos individualizada a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica se realice en el plazo de 24 horas y que incluya la fecha de inicio de síntomas de los casos, para poder conocer la transmisión activa que está teniendo lugar en el territorio, lo que facilitará el progreso en la desescalada.