Empleados públicos volverán al trabajo de manera gradual

Navarra Televisión
-

La Administración foral ha remitido a los sindicatos la propuesta del plan de retorno para sus empleados públicos, una vuelta al trabajo presencial que será "gradual y progresiva", y "garantizando la salud y seguridad de todo el personal".

Las líneas generales ya se adelantaron el pasado jueves en la Mesa General de Función Pública.

Remírez ha ofrecido este lunes la primera rueda de prensa presencial del Gobierno foral desde que se decretara el estado de alarma, una rueda de prensa en la que también ha participado la directora general de Función Pública, Amaia Goñi. "Es un signo más de que vamos avanzando y con todas las medidas preventivas necesarias", ha dicho.

El vicepresidente ha mostrado la "satisfacción" del Gobierno foral por que "entre todos y todas hemos sido capaces de que Navarra pase a la fase 1", que comienza hoy y ha destacado que "Fernando Simón reconoció el pasado viernes las capacidades asistenciales de Navarra y la gran reacción de la Comunidad ante el impacto de la pandemia y la magnífica capacidad de control a través de la potente red de atención primaria".

Empleados públicos volverán al trabajo de manera gradualEmpleados públicos volverán al trabajo de manera gradual

Además de destacar el "esfuerzo sanitario", también ha resaltado el "esfuerzo social y colectivo", "un esfuerzo común que nos ha permitido acceder a fase 1, donde se recuperan espacios de relación social, la movilidad en la Comunidad foral y se incorporan a la actividad nuevos sectores".

No obstante, Javier Remírez ha dicho que tenemos que "ser conscientes de que no podemos bajar la guardia y mantener la misma responsabilidad y solidaridad y si cabe más en términos generales". "Es momento de la autoresponsabilidad y de extremar las medidas de prevención para evitar nuevos contagios y avanzar juntos", ha dicho.

El vicepresidente ha señalado que se ha remitido a los sindicatos de la Mesa General de la Función Pública la propuesta de retorno que será "gradual y escalonada" y "con todas las garantías de seguridad".

Han explicado que desde hace semanas, la Dirección General de Función Pública viene trabajando en la definición del plan de retorno para el personal de la Administración Foral, que se aprobará esta semana. De manera coordinada con el conjunto del Estado, y acompasada con el proceso de desescalada general y plan para la transición, la vuelta al trabajo presencial del personal del Gobierno de Navarra conjugará el mantenimiento de los servicios públicos y la protección de la salud y seguridad del personal.

El plan prioriza el trabajo no presencial y establece unas fases para la reincorporación presencial, ha indicado Amaia Goñi pero la vuelta a los centros de trabajo solo se efectuará cuando esté garantizado el material de protección necesario y las medidas organizativas necesarias en cada puesto. "Queremos que sea plan fruto del diálogo y la participación social", ha dicho Goñi, para precisar que el miércoles habrá nueva reunión de la Mesa General de la Función Pública en la que esperan cerrar el documento y "se pueda publicar esta misma semana".

LÍNEAS GENERALES DEL PLAN

El plan recoge, entre las principales líneas, el teletrabajo, de manera que se priorizará el trabajo no presencial del personal, que se podrá compatibilizar con trabajo presencial de forma puntual o periódica, para garantizar la incorporación gradual garantizando la seguridad.

Los colectivos vulnerables no podrán incorporarse hasta la fase II, con excepción de los trabajadores de servicios públicos esenciales que estén ya prestando servicios de manera presencial. Se priorizará el trabajo no presencial para colectivos vulnerables ante la COVID-19 (mayores de 60 años, mujeres embarazadas y personal con enfermedad cardiovascular, enfermedad pulmonar crónica, inmunodeficiencia, cáncer en fase de tratamiento activo o diabetes).

En el caso de las personas con menores o personas mayores, dependientes o con discapacidad a su cargo, se priorizará su prestación de servicios en modalidad de trabajo no presencial. Y se incluye también que no podrán incorporarse a su trabajo personas con síntomas o que hayan estado en contacto estrecho con enfermos de COVID-19

Se habla también de que para evitar la concentración de personas se flexibilizarán los horarios de entrada y salida del personal y el horario de disfrute de la pausa. Por otro lado, con carácter general las reuniones de trabajo se celebrarán mediante audioconferencia o videoconferencia.

Se suspenderán todos aquellos viajes de trabajo que puedan solventarse mediante llamada o videoconferencia salvo excepciones justificadas. Y los cursos y actividades formativas se desarrollarán, con carácter prioritario, mediante medios telemáticos.

En cuanto a las pruebas selectivas, desde el momento en que finalice la suspensión de los plazos administrativos declarada por el estado de alarma se podrán tramitar las convocatorias. "Para la celebración de pruebas selectivas presenciales se adoptarán las medidas preventivas necesarias para garantizar la seguridad de los aspirantes y del personal interviniente en las mismas. De no ser posible las pruebas se pospondrán por el tiempo imprescindible", han indicado.

La atención a la ciudadanía será preferentemente telefónica o telemática. La atención presencial se realizará sólo en los casos en que sea imprescindible, con limitación de aforo y será preceptiva la cita previa. Y se habilitará un sentido de entrada y otro de salida en el acceso a los centros de trabajo siempre que sea posible y se sustituirán los fichajes con dispositivo de lectura biométrica por otras formas de control.

Sobre la realización de test a los empleados públicos, Goñi ha indicado que "no se ha planteado la realización test masivos con carácter previo a la incorporación presencial porque se siguen las disposiciones de la autoridad sanitaria".

CENTROS Y EDIFICIOS DE LA ADMINISTRACIÓN

La incorporación presencial del personal a los centros y edificios de la Administración se acompasará con las fases 1, 2 y 3 y la nueva normalidad tras la elaboración por parte de cada Departamento de un informe especificando las medidas organizativas y medios de prevención que haya planificado implementar con carácter previo a que se produzca la incorporación presencial del personal afectado. Este informe se remitirá a las organizaciones sindicales presentes en la Mesa General de la Función Pública.

Asimismo, será obligatorio que en todas las dependencias de la Administración se respeten y apliquen las medidas preventivas y correctoras contenidas en las fichas de evaluación de riesgos elaboradas por los correspondientes Servicios de Prevención de Riesgos Laborales, así como las recomendaciones preventivas frente al COVID-19 en los diferentes departamentos del Gobierno elaboradas por el ISPLN.

Con carácter previo, y con el fin de garantizar un retorno seguro en las distintas fases, desde el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales se han analizado los nuevos riesgos producidos en los puestos de trabajo por la COVID-19, con el fin de determinar las medidas de prevención de carácter organizativo y de protección personal a adoptar en el momento de la vuelta al trabajo presencial.

Además, se han elaborado y remitido a los departamentos las fichas informativas que deben enviar a los empleados públicas, indicando los riesgos correspondientes a la tipología de su puesto de trabajo e informando de las medidas preventivas. Actualmente, se está trabajando en garantizar el suministro de material de protección para que esté disponible en el momento de reincorporación del personal.

Asimismo, está previsto que las medidas organizativas o preventivas relacionadas con la protección de la seguridad y salud del personal que se adopten por parte de los departamentos se traten en los Comités de Seguridad y Salud correspondientes, "de forma que se garantice el diálogo social sindical sobre las mismas", ha dicho Goñi.