Iberdrola se prepara para el regreso físico de su plantilla

Europa Press
-

La compañía amplía sus medidas de conciliación para la vuelta a la normalidad el 1 de julio y completa en mes y medio la realización de test a todos sus trabajadores en España

Iberdrola se prepara para el regreso físico de su plantilla

Iberdrola reincorporará a sus centros de trabajo a toda su plantilla en España a partir del próximo 1 de julio, si bien hasta septiembre/octubre no prevé una presencia en la oficina del 100% de su personal, ya que durante los meses de julio y agosto se concentran la mayoría de las vacaciones (un 30% en julio y septiembre y hasta un 50% en agosto), informó la compañía.

En un comunicado, la empresa destaca que esta vuelta a la normalidad, tras el levantamiento del estado de alarma decretado por el Gobierno por la crisis sanitaria por la COVID-19, se produce después de haber completado en un "tiempo récord" de mes y medio la realización de test a toda su plantilla en España, un total de 8.779 empleados.

Asimismo, la energética señala que, durante las negociaciones con los sindicatos, ha acordado medidas de flexibilidad adicionales para los meses de julio, agosto y septiembre, con el objetivo de facilitar la conciliación, relacionadas con la flexibilidad de horarios, disponibilidad de tiempo para la gestión y cuidado de menores y mayores (licencia retribuida de horas o ampliación de permisos no retribuidos), etc.

Desde el pasado 11 de mayo, Iberdrola ha ido desarrollando un plan de reincorporación escalonada, manteniendo el teletrabajo rotativo para más de 70% de la plantilla, así como otras medidas ante la situación por la crisis sanitaria, como el respeto de la distancia interpersonal de seguridad; la provisión de mascarillas y otros elementos de protección a sus empleados; la clausura temporal de zonas comunes (comedores, cafeterías, etc.), o la instalación de mamparas en aquellos puestos de trabajo de atención al público, entre otras.

Además, el grupo subraya que esta medida de reincorporación de su plantilla -alineada con las características de su actividad y con las medidas de recuperación verde impulsadas por la compañía (inversiones récord, compras a proveedores, continuidad de planes renovables y redes- incluye la recuperación progresiva de espacios comunes y servicios en oficinas, así como la clausura de centros espejo, habilitados durante la crisis dentro del plan desplegado de más de 100 medidas para mantener el servicio esencial que presta.