El fichaje del año

Agencias-SPC
-

La fulgurante vuelta de Marco Asensio dispara las opciones madridistas de ganar un título este verano

El mallorquín es abrazado por sus compañeros ante la mirada de Zidane, que predijo que marcaría. - Foto: SERGIO PEREZ

El fútbol es unas veces caprichoso y otras... también. El Real Madrid mejoró el pasado jueves sus sensaciones gracias a una segunda mitad convincente ante el Valencia, el día del regreso soñado de Marco Asensio, que marcó en el primer balón que tocó tras 11 meses de baja, y con la extensión de una complicidad entre Hazard y Benzema que hace soñar a la afición blanca.
La gran noticia de la semana y, posiblemente de la temporada, es que Asensio, que se rompió el pasado verano, con una gravísima lesión que afectó al ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, así como a su menisco externo, ha vuelto y a lo grande. En el primer balón que tocó, y precisamente de bolea, marcó un golazo. Acababa de saltar al terreno de juego y justo antes Zidane le decía al oído: «Te mereces volver, disfruta y mete un gol»,
Ha sido el regreso soñado del mallorquín: el fútbol puso a prueba la fuerza de un joven -solo tiene 24 años aunque no lo parezca por la experiencia atesorada- que vio su progresión truncada el día que en un partido de pretemporada en Estados Unidos se le fue la rodilla y sintió una lesión de gravedad. Curiosamente, acababa de meter un gol al Arsenal. 
Han sido 11 meses eternos para una de las ‘perlas’ del fútbol español, cumpliendo cada paso con la esperanza de volver a ser el que era. 330 días después despejó todas las dudas. Sin miedos, con esa magia que siempre le acompañó en sus primeros partidos en cada competición con el Real Madrid en los que firmaba goles. 
Nada más saltar al césped, Mendy desbordó por banda izquierda y le encontró con un pase atrás para el que colocó el cuerpo a la perfección. Zurdazo a la red y pura emoción en una celebración en la que todo lo sufrido pasó por su cabeza. El club merengue recupera un jugador importantísimo para luchar por el título en las dos competiciones que le quedan:LaLiga, una obsesión para Zizou, y la Champions. 
Todo el sacrificio parecía merecer la pena viendo la sonrisa con la que el doble campeón de Europa se encaminó a la celebración de su gol, entre el abrazo incontenible de sus compañeros. 
«Hay mucho trabajo detrás», señaló emocionado cuando el árbitro pitó el final y regresaba a un vestuario que le echaba de menos, aunque no fuera el de su Bernabéu. 
Horas después, en Twitter publicó este mensaje:«Llevaba muchos meses esperando este momento. Han sido muchos días de duro trabajo, de sacrificio y de perseverancia. ¡La sonrisa está de vuelta!».
Ahora, cuando quedan nueve partidos de Liga más los -o el- que les resten de Champions, debe demostrar que es una estrella, y es que la temporada pasada su progresión sufrió un frenazo.  


Documental

Por otra parte, a modo de homenaje, el Madrid estrena hoy, en su canal, un documental sobre la recuperación del atacante mallorquín que renunció a jugar con Holanda, en el que se muestra el apoyo de su familia, el proceso mental de aceptación de la lesión y el duro trabajo que ha tenido que hacer para recuperar la forma entre sesiones de piscina y gimnasio.