Navarra "ha sabido gestionar" el "reto" del coronavirus

Navarra Televisión
-

El consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha asegurado que durante la crisis del COVID-19 "la Administración no ha estado parada".

Así, ha remarcado que "hemos seguido prestando servicio en todo momento, unos siguiendo adelante con el trabajo ordinario y otros adaptándose a nuevos cometidos para dar respuesta a las nuevas necesidades que se han generado".

"Lo vivido estos meses ha supuesto un reto de magnitudes inexploradas hasta ahora", ha subrayado Remírez, para quien las medidas adoptadas por el Ejecutivo muestran que "hemos sabido gestionar desde las más amplias perspectivas está situación inesperada y de extraordinaria envergadura".

Así lo ha señalado el consejero en una comisión parlamentaria, a petición propia, para informar sobre la gestión realizada en su departamento frente al COVID-19 y en la que ha afirmado que si bien "nos hemos podido equivocar", el Ejecutivo foral "ha trabajado con intensidad". Ha defendido, además, el "compromiso" del Gobierno con "la transparencia y la información" durante esta crisis.

Navarra Navarra "ha sabido gestionar" el "reto" del coronavirus

En opinión del vicepresidente primero del Ejecutivo, el paso a la fase 2 de Navarra "muestra la capacidad de Navarra en su conjunto y sobre todo, muestra el potencial de nuestro sistema sanitario y de nuestros profesionales para seguir dando respuesta sanitaria y social a esta crisis".

Y ha remarcado que la Comunidad foral "mira ya con decisión la salida de esta situación, de la que estamos convencidos se puede resurgir fortalecidos, a través de una nueva gobernanza, de un nuevo modelo económico y social y siempre de la mano de una sociedad más unida y solidaria".

"Debemos explotar nuestros recursos y exprimir nuestras capacidades a la vez que incorporamos e interiorizar herramientas que se han visto necesarias y efectivas para la modernización de la administración y la colaboración interadministrativa como el teletrabajo para la administración del mañana", ha relatado.

Ha avanzado, además, que "trabajaremos en un nuevo plan de participación de Gobierno Abierto que incluya medidas de transparencia, open data y espacio digital de participación" y que también se trabajará en "impulsar una nueva cultura preventiva trabajando en planes de autoprotección".

VUELTA AL TRABAJO GRADUAL

Por áreas de su departamento, y en lo relativo a la Dirección General de Función Pública, Remírez ha puesto en valor el "esfuerzo y capacidad de adaptación" del conjunto del personal de la Administración "siendo capaces de seguir prestando el mejor servicio a la ciudadanía en unas circunstancias extraordinarias".

En cuanto a la vuelta al trabajo de los trabajadores públicos, ha recordado que "va a ser gradual y progresiva con todas las garantías de seguridad, gracias a un plan de retorno muy trabajado". Según ha expuesto, alrededor de 12.000 trabajadores públicos, el 43% del personal de la Administración de la Comunidad foral, han desempeñado sus funciones de forma no presencial. El 33% en el caso de Administración Núcleo y hasta un 91% en el caso de Educación.

Además, desde que comenzó esta crisis sanitaria y hasta el pasado 1 de mayo, se habían efectuado 1.717 nuevas contrataciones, encomiendas de funciones y nombramientos de personal: 539 contratos son de sustitución y 1.150 son nuevos contratos para hacer frente a las necesidades, sobre todo sanitarias y sociosanitarias. Además, se han realizado ocho nombramientos de jefaturas nuevas para dirigir residencias de personas mayores y 20 encomiendas de funciones a personal fijo y contratado.

Todas estas contrataciones, nombramientos y encomiendas de funciones efectuadas en los últimos meses para atender la pandemia de COVID-19 han supuesto hasta el mes de abril (incluido) un coste adicional en personal que asciende a 4.346.162,29 euros.

COORDINACIÓN POLICIAL "CLAVE"

Por otro lado, en cuanto al trabajo de la Dirección General de Interior, Remírez ha destacado que "la coordinación policial también ha sido clave y se ha trabajado en contacto directo con la Delegación del Gobierno". Según ha dicho, "se ha conseguido una buena coordinación entre Policía Foral, Guardia Civil, Policía Nacional y las distintas policías locales".

Según los datos que ha facilitado, desde el inicio del estado de alarma, la Policía Foral ha interpuesto 2.977 denuncias, ha realizado 47.884 controles de vehículos, ha identificado a 48.111 personas y ha detenido a 27 personas por delitos de desobediencia.

Ante el previsible incremento de la movilidad con el avance de las fases de la desescalada, Remírez ha explicado que Policía Foral "irá aumentando el número de controles de velocidad y de alcohol y drogas y seguirá velando porque se cumplan las normas de movilidad con especial vigilancia ante posibles desplazamientos interprovinciales".

Asimismo, en materia de igualdad, el consejero ha explicado que desde el 14 de marzo hasta el 8 de mayo las unidades de Policía Foral especializadas en la atención a violencia de género han atendido a un total de 64 mujeres, 53 de ellas por nuevos episodios en los distintos tipos de violencia. Desde el inicio del estado de alarma hasta el 30 de abril, se han interpuesto 136 denuncias, mientras que en 2019, en el mismo periodo, fueron 159.

NA+: "HA DESDIBUJADO LA FOTO DE LA REALIDAD"

En el turno de los grupos, José Suárez, de Navarra Suma, ha afirmado que la coalición ha sido "comprensiva" con la gestión del Gobierno, pero ha reprochado a Remírez que con su exposición parezca que "ha sido una actuación controlada y coordinada" cuando "no es esa la sensación de la mayor parte de la sociedad". "Callarnos ante los errores no es lealtad", ha expuesto Suárez, para quien el Ejecutivo "ha desdibujado la foto de la realidad por intereses partidistas" y también ha realizado "propaganda política".

Por parte del PSN, Inma Jurío ha reprochado al parlamentario de NA+ que "cuando todo se limita a un acoso y derribo pierde credibilidad" y, frente a sus críticas, ha defendido el trabajo "arduo" realizado por el departamento. "Se ha trabajado mucho desde el principio y se ha intentando trabajar siempre bien. Desde luego habrá habido equivocaciones, pero ha habido muchos aciertos y se han tomado decisiones", ha agregado.

Desde Geroa Bai, Blanca Regúlez ha considerado que "se ha actuado con aciertos y también en ocasiones ha habido actuaciones no acertadas", pero ha considerado que "durante toda esta crisis las acciones se han hecho buscando siempre lo mejor para la ciudadanía y con las herramientas que contaban". Ha valorado, además, el "esfuerzo" que se ha hecho en la administración para que "no pare" y ha pedido que se mantenga la opción del teletrabajo.

En representación de EH Bildu, Adolfo Araiz ha afirmado que "compartimos buena parte de la gestión", pero somos críticos con otra", y se ha congratulado de que "la disposición del Gobierno sea la del diálogo y alcanzar acuerdos". Se ha referido, además, a la labor de Policía Foral y otros cuerpos policiales ante el confinamiento y ha considerado que "en algunas ocasiones al hacer cumplir la ley ha habido excesos de celo".

La parlamentaria de Podemos Ainhoa Aznárez, por su parte, ha sido crítica con la intervención del representante de NA+ y ha manifestado que "por su argumentario parece que está en acuerdo y sintonía con políticas públicas como las de Trump en EEUU, donde más está afectando la crisis sanitaria". "Las medidas del Gobierno, junto con la ciudadanía responsable, sitúan a Navarra en la fase 2", ha destacado.

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha realizado una valoración "positiva" de las medidas adoptadas por el departamento, "la mayoría aprobadas en el Parlamento", y ha considerado que "con aciertos y errores las administraciones y la ciudadanía hemos estado a la altura" ante esta crisis.