Un proyecto piloto para abrir comedores escolares en verano

Navarra Televisión
-

El pleno del Parlamento ha aprobado este jueves, con los votos a favor de Navarra Suma y EH Bildu, un proyecto piloto para la apertura de comedores escolares durante los meses de verano.

Un proyecto piloto para abrir comedores escolares en verano

El pleno del Parlamento ha aprobado este jueves, con los votos a favor de Navarra Suma y EH Bildu, las abstenciones de Podemos e I-E y los votos en contra de PSN y Geroa Bai, una resolución por la que se insta al Gobierno foral a "elaborar, por medio del Departamento de Derechos Sociales y en colaboración con los departamentos de Educación y Desarrollo Rural y Medio Ambiente, un proyecto piloto para la apertura de comedores escolares durante los meses de verano, a fin de llevar a cabo el reparto de comida a los menores que más lo necesiten, garantizando menús saludables y equilibrados, en la medida de lo posible con productos de temporada, locales y ecológicos abastecidos por la producción primaria navarra".

En la exposición de motivos, la resolución impulsada por EH Bildu justifica su iniciativa en la obligación de "garantizar una alimentación suficiente y saludable" a todos aquellos menores que, producto de las dificultades económicas de sus familias, "podrían ver comprometido su desarrollo, más aún si, como se prevé, la situación de los sectores especialmente vulnerables continúa empeorando".

Así las cosas y teniendo en cuenta que "alrededor de 1.000 familias más podrían verse abocadas en los próximos meses a solicitar la renta garantizada" -en abril se repartieron alimentos a 4.615 menores-, se invoca "la Declaración de los Derechos del Niño y de la Niña, así como el inequívoco compromiso del Parlamento de Navarra con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, para asegurar el sustento de los escolares impulsando circuitos cortos de abastecimiento".

La proponente entiende que el sector primario navarro, apremiado a vender sus excedentes debido a la paralización de la hostelería y las colectividades, "es el mejor suministrador posible, garantía de alimentación equilibrada y de calidad a partir de una producción sostenible que contribuye también a la lucha contra el cambio climático". La solución por tanto, pasa por "dietas saludables haciendo uso de los productos locales".