Concentración en Pamplona a favor del sector taurino

Navarra Televisión
-

Una multitud de personas se ha reunido a lo largo del recorrido del encierro como símbolo de protesta en defensa de la tauromaquia.

Una multitud de personas, alrededor de 1.200 según la delegación del Gobierno en Navarra, ha participado este sábado en Pamplona en una marcha en la que se ha reivindicado la "paulatina vuelta a la normalidad" de los festejos taurinos.

La movilización ha comenzado a mediodía junto a los corralillos de Santo Domingo, donde comienzan los encierros de San Fermín y donde se han congregado cientos de personas, cada una portando en el cuello el tradicional pañuelo rojo de las fiestas de Pamplona. Desde ahí, la marcha ha transcurrido por el recorrido de esta carrera, subiendo hasta la plaza Consistorial, Mercaderes y Estafeta -donde se ha cantado una jota desde uno de los balcones- para finalizar junto a la plaza de toros de la ciudad.

"Hemos venido aquí a manifestar que somos taurinos, que estamos orgullosos de nuestra pasión, y como tal demandamos la paulatina vuelta a la normalidad de los festejos populares, los festejos taurinos de todo tipo y de todas las sensibilidades taurinas", ha destacado el torero Javier Marín, quien ha leído un manifiesto en el que ha expresado que "somos la cultura con la que un pueblo se expresa alrededor de la tradición del toro". "Nuevos poderosos en tribunales de inquisición pretenden prohibir nuestra tradición", ha censurado, para añadir que "tampoco podrán, porque la cultura no se censura, no se puede limitar" sino que es "libre y nos hace libre".

Concentración en Pamplona a favor del sector taurinoConcentración en Pamplona a favor del sector taurino - Foto: Navarra Televisión.

En declaraciones a los medios antes del comienzo de la manifestación, Víctor Arriazu, presidente de la Asociación de Ganaderos de Bravo de Navarra, ha criticado que el sector del toro es "muy importante en la sociedad" pero "poco a poco nos van dejando de lado".

Ha lamentado que "nuestro sector nos lo tienen clausurado totalmente". Una situación que, en el sector ganadero de Navarra, puede provocar unas pérdidas de en torno a cinco y seis millones esta temporada, "más luego todo lo que implica lo que hay alrededor", ha afirmado. "En un principio se nos dijo que nos iban a llamar para buscar la manera de poder realizar esta actividad pero han optado por la calle de en medio de suspender todo y de cortar la actividad", ha reprochado.

Arriazu ha reivindicado que se reúnan todas las partes en una mesa para buscar soluciones y ha opinado que "hay muchas maneras" de celebrar los festejos taurinos. "Las fiestas de un pueblo no son como una gran ciudad que está todo el mundo aglutinado" y "la masificación no es tanta", ha subrayado.

De la misma opinión es el torero navarro Javier Marín quien, si bien ha reconocido que en los Sanfermines de Pamplona "organizar un acto sería inviable por el volumen y el aforo de la gente", ha considerado que en los pueblos "es posible la vuelta a la normalidad". En este sentido, ha criticado que los ayuntamientos hayan suspendido sus fiestas "con tanta antelación" y ha opinado que "se podía dejar un poquito más de tiempo y ver cómo va evolucionando la situación".

Marín ha criticado "lo desamparado que se ve el sector después de esta situación de emergencia" por el Covid-19 y ha demandado que "se nos trate como al resto de sectores culturales" y que "poco a poco se vaya recuperando una paulatina vuelta a la normalidad" en los festejos taurinos.

El torero ha advertido que "un 60% de las ganaderías navarras están corriendo serio riesgo de desaparición; además están mandando muchos animales al matadero". Por ello, ha reclamado que "se nos trate como a otro sector más" y ha remarcado que el sector mueve durante los festejos populares entre seis y siete millones de euros al año.