"Demanda no satisfecha"en euskera y castellano en guarderías

Navarra Televisión
-

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha afirmado que, tras conocerse los datos de preinscripción en las escuelas infantiles de Pamplona para el próximo curso, se constata que hay demanda "no satisfecha" tanto en castellano como en euskera.

"Demanda no satisfecha"en euskera y castellano en guarderías - Foto: ARCHIVO

Maya ha asegurado que el Ayuntamiento está trabajando para "ir ajustando la oferta" a la demanda.

En ese sentido, Maya ha señalado, a preguntas de los periodistas al término de una rueda de prensa, que "se actuará a demanda y en función de la demanda que haya se hará la oferta". "Son menos los que han pedido euskera y a los que no les puede dar respuesta que los que pidieron en castellano y no se les pudo dar respuesta. Siempre se ve la cosa según el punto de vista. Claro que hay demanda en euskera no satisfecha, pero también en castellano y en castellano con inglés que no se pudo satisfacer, y todo ha respondido a una sentencia judicial que ha dicho que lo que se hizo hace unos años era ilegal y que había que revertirlo. Se intenta responder a esa demanda, ese es el objetivo que tenemos", ha asegurado.

Así, Maya ha señalado que "hemos hecho un estudio de demanda para ir ajustando la oferta a ese estudio de demanda, pero es gradual". "Tenemos un problema muy serio con las educadoras que tienen que ir ajustando su trabajo a ese modelo que tenemos que ir implantando, pero que no tenga nadie ningún cuidado porque vamos a actuar. El modelo va a responder a la demanda, que nadie lo dude, pero si no coincide el número de peticionarios con el número de plazas, tendremos que ir ajustando para que la media resulte la que se ajuste a la demanda", ha explicado.

Además, ha invitado al Gobierno de Navarra, que tiene cinco escuelas infantiles, a que "haga el mismos esfuerzo que hacemos nosotros, que haga el mismo estudio, y a lo mejor entre todos conseguimos ajustarlo".

En todo caso, Maya ha asegurado que "lo que nunca vamos a hacer es obligar a las familias a llegar al Supremo, pagando de su dinero, para defender sus derechos". "A mí no me van a ver en la plaza Consistorial arengando a las familias para que no hagan caso a decisiones judiciales. Lo que vimos en el anterior mandato fue un auténtico atropello a las familias", ha sostenido.

El alcalde ha señalado que, "si la oferta que existe no es suficiente, tendremos que hacer más escuelas, vamos a hacer una escuela en Lezkairu, nos dedicamos a eso, no a imponer modelos a nadie".