Chivite: "El objetivo es que los datos sigan siendo buenos"

Navarra Televisión
-

Chivite ha valorado el pase de Navarra a la fase 3 de la desescalada a partir del próximo lunes, pero ha afirmado que el objetivo es "mantener la tensión social y la capacidad sanitaria para que los datos sigan siendo buenos".

Una vez que el Ministerio de Sanidad ha confirmado el avance de Navarra a la fase 3, Chivite ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha trasladado "un mensaje positivo, porque seguimos avanzando en este proceso", si bien ha dicho que Navarra entra en esta fase aplicando algunas restricciones.

Así, en la nueva fase, se amplía el aforo de terrazas al 75% y en el interior de bares a dos tercios, pero no se permite el consumo en barra hasta evaluar cómo evolucionan los indicadores epidemiológicos. En peñas y sociedades gastronómicas, se levantan la restricciones de apertura, que, sin embargo, se mantienen en bajeras o piperos en los que no haya una junta directiva o licencia de apertura de manera oficial.

Respecto a actividades culturales al aire libre, se aumenta el aforo de la fase 2, pasando de 200 personas a 400, quedándose en la mitad de lo que permitiría la fase 3. En cuanto a grupos, se pasa de una limitación general de 15 personas a 24 para diferentes actividades y ámbitos.

La presidenta María ChiviteLa presidenta María Chivite - Foto: ARCHIVO

En relación con la movilidad entre comunidades, María Chivite ha explicado que "antes de plantearnos la movilidad completa entre Comunidades queremos ver cómo vamos en fase 3, y en la segunda semana de la fase 3, con los datos que tengamos, mi idea es hablar con los presidentes de La Rioja, Aragón y País Vasco -comunidades limítrofes- para, intercambiando impresiones, planificar esa apertura si fuera posible de manera conjunta cuando coincidamos que estamos en el momento oportuno para hacerlo". "Si todas las Comunidades limítrofes estuviéramos en situación de nueva normalidad, nuestra idea es que pudiera haber movilidad", ha dicho.

Sobre los desplazamientos en la zona transfronteriza con Francia, Chivite ha explicado que el Gobierno foral sigue "insistiendo en que el Ministerio nos facilite ese corredor y nos gustaría que lo pudiera hacer lo antes posible".

Durante su comparecencia, la presidenta ha afirmado que, a tenor de los datos de la evolución de la pandemia en Navarra, "estamos en un escenario positivo, pero el objetivo es mantener la tensión social y la capacidad sanitaria para que estos datos sigan siendo bueno, y que cuando entremos en la nueva normalidad sigan también siendo positivos".

La jefa del Ejecutivo ha asegurado que "hemos pasado una prueba muy difícil cuando la pandemia se manifestó de manera tan dura hace no tanto tiempo", pero ha señalado que "lo que nos viene a partir del lunes también es difícil". En ese sentido, ha señalado que el avance de la desescalada "llega en el escenario de más actividad social por definición, el verano".

Por ello, ha apelado a la ciudadanía para que "piense que cada acción tiene consecuencias, y que las acciones de higiene y distancia física tienen más capacidad de protección, y las acciones de acercamiento y relajación en la higiene elevan el riesgo de contagio". "Por mucho que vayamos avanzando y vayamos teniendo mejores datos, el virus está ahí, aunque es verdad que con menos incidencia", ha dicho.

Chivite ha señalado que "siempre hemos pensado que era mejor ir sin pausa pero sin prisa, y valorando muy bien qué ámbitos entendíamos que eran de más riesgo y qué ámbitos nos permitían ser más abiertos, siempre desde los parámetros de salud pública que ha guiado cada una de las decisiones".

La jefa del Ejecutivo ha señalado que "de momento la desescalada no nos ha dado rebrotes, pero tenemos que ser conscientes de que puede pasar aquí también, tenemos que seguir siendo autoexigentes con esa responsabilidad individual para hacer ejercicio de responsabilidad colectiva".

"NO NOS PODEMOS PLANTEAR EN LOS MISMOS TÉRMINOS ESTE VERANO"

Insistiendo en este mensaje, la jefa del Ejecutivo ha afirmado que "lo vivido ha sido lo suficientemente duro como para no echar por tierra todo ese esfuerzo que hemos llevado a cabo de manera colectiva desde hace unos meses". "No nos podemos plantear en los mismos términos este verano que los veranos anteriores. No vamos a poder ir a las piscina igual, no vamos a poder ir a la playa igual, no van a ser unas vacaciones iguales, disfrutemos del ocio pero hagámoslo con responsabilidad", ha indicado.

Así, se ha referido expresamente a las fiestas de las localidades navarras para recordar que el Gobierno de Navarra y la Federación Navarra de Municipios y Concejos han acordado recomendar que "no se celebren los actos oficiales en el marco de las fiestas de cada municipio", pero ha apelado también a la ciudadanía. "Que no haya programa oficial hay que entenderlo como un llamamiento a que no haya fiestas. Se puede quedar a almorzar o a comer, como cualquier día, pero no estamos en la situación de años anteriores. No nos tenemos que relajar en las medidas de distanciamiento", ha dicho.

Por su parte, la consejera de Salud, Santos Induráin, ha señalado que "estamos debajo del umbral epidémico en las últimas dos semanas y esto nos permite ser optimistas para ir dando pasos hacia delante". No obstante, ha dicho que "no tenemos que olvidar la otra cara de la moneda" y ha recordado que la segunda oleada del estudio de seroprevalencia refleja que "solamente el 6,4% de la población navarra estaría inmunizada frente al Covid". "El sistema sanitario y la sociedad tienen que aprender a vivir en este nuevo contexto, y de ahí la importancia de la normativa, que se seguirá actualizando, y de la corresponabilidad de la ciudadanía", ha indicado.