La leyenda negra de los filmes más inquietantes

SPC
-

TCM estrena los viernes de junio la serie 'Películas malditas', un recorrido por el misterio que rodea a ciertas producciones

La leyenda negra de los filmes más inquietantes

Hay largometrajes que continúan su vida fuera de las pantallas. Filmes que, por diversos motivos, siguen dando que hablar a lo largo de los años. Y no siempre para bien, ni por motivos estrictamente cinematográficos. A veces arrastran una leyenda trágica, una historia siniestra de muertes y fatalidades. Cuando esto ocurre, se convierten en películas malditas.

Todos los viernes de este mes TCM emitirá Películas malditas (Cursed Films), una serie documental compuesta por cinco episodios en la que se analizan los misterios, leyendas urbanas y teorías paranormales que rodean a largometrajes tan populares como El cuervo, La profecía, En los límites de la realidad, Poltergeist y El exorcista. Películas que fueron un gran éxito y un referente en el género de cine fantástico y de terror y que además arrastran el sambenito de ser películas embrujadas y poseídas.

«Películas malditas desvela los hechos que ocurrieron en esas producciones a través de entrevistas con expertos, testigos, miembros del reparto, directores y productores que vivieron en sus carnes lo que sucedió», explica Jay Cheel, responsable de la serie.

Una secuencia de ‘Poltergeist’.Una secuencia de ‘Poltergeist’.Un incendio convirtió en cenizas un decorado de El exorcista durante el rodaje. Dos de sus intérpretes, Jack MacGowran y Vasiliki Maliaros, que hace fugazmente de la madre del padre Karras, y otros siete miembros del equipo, murieron antes de que la cinta llegara a las pantallas. ¿Pura coincidencia o hay algo oculto o sobrenatural?

Heather O’Rourke, la joven actriz que interpreta a Carol-Anne en Poltergeist, falleció poco antes de terminar el rodaje de la tercera entrega de la serie. Tenía tan solo 12 años. Su hermana en la ficción, a la que daba vida Dominique Dunne, fue asesinada por su novio. Otros dos actores que participaron en la secuela de ese popular filme, Julian Beck y Will Sampson, murieron por diferentes causas poco después de participar en el largometraje.

Brandon Lee, el protagonista de El cuervo, murió de un disparo accidental durante el rodaje de una escena. El actor Michael Massee, que realizó ese tiro fatal, quedó profundamente traumatizado y nunca pudo recuperarse de lo que ocurrió. Falleció en 2016 de un cáncer de estómago.

 

Una cinta condenada

La maldición tambiém se apoderó de Richard Donner, director de La profecía, y del productor de la película, Mace Neufeld. Cuando comían en un restaurante ambos sufrieron un atentado del grupo terrorista IRA. John Richardson, el encargado de los efectos especiales del filme, tuvo un accidente mientras participaba en el rodaje de Un puente lejano. El accidente ocurrió en el kilómetro 66,6 de una carretera en dirección a Lieja. Él salió ileso pero su novia murió decapitada. Ni el mismísimo Gregory Peck, el protagonista del largometraje, se libró de la premonición: un rayo alcanzó el avión donde viajaba cuando tenía que reincorporarse al rodaje. El mismo día de la filmación de las escenas de la película que tenían lugar en un zoológico, un vigilante del recinto fue atacado por unos leones y murió. ¿Casualidad?

‘El cuervo’ iba a lanzar al estrellato a Brandon Lee.‘El cuervo’ iba a lanzar al estrellato a Brandon Lee.Películas malditas explora los mitos que se esconden detrás de todas estas producciones de terror. «Es una fascinante mirada a esas películas icónicas que se han ganado la reputación de malditas por ser el centro de extrañas tragedias y coincidencias que son difíciles de explicar», señala Cheel.