Ansiedad crónica: lo que no debes hacer

Charo Barrios
-

El psicólogo Pedro Moreno acaba de publicar una guía para combatir una de las más graves enfermedades del siglo XXI, que con la pandemia ha crecido de una forma espectacular

Ansiedad crónica: lo que no debes hacer

Lidiar con la ansiedad, especialmente si es crónica, no es una tarea sencilla y máxime cuando nos empeñamos en afrontarla con soluciones que no funcionan, pero a las que recurrimos con bastante frecuencia. Y eso por no hablar de los convulsos tiempos en los que vivimos desde el pasado marzo, cuando se declaró oficialmente que el coronavirus era una pandemia. 
¿Y cuáles son esos comportamientos, artimañas o recursos que no funcionan en nuestra cabeza? Pues para empezar no da resultado evitar o huir de aquellas situaciones  que nos provocan ansiedad.
Esta actitud, muy habitual, tiene un efecto de alivio inicial, pero cuando volvemos a enfrentarnos a la situación que nos afecta probablemente nos costará más y la ansiedad aumentará.
Así lo explica el psicólogo clínico Pedro Moreno, para quien tampoco funciona el evitar sentir. 
Obviamente, se puede recurrir a tomar alcohol o ansiolíticos, pero no se ataja la causa. El cuerpo necesitará cada vez más cantidad de estas sustancias para reducir las sensaciones corporales que provoca esta emoción producto de que nuestra mente anticipa miedos o desgracias, que luego muchas veces ni ocurren.
Tampoco es una solución eficaz evitar pensar, el querer distraerse, llevar la atención a otra cosa o bloquear los pensamientos tampoco funciona a medio y largo plazo, y lo mismo sucede cuando buscas a alguien para desahogarte y que te tranquilice.
Con todos estos recursos de los que echamos mano «no se ataca  la raíz del malestar», sino que se trata  de reducir la ansiedad por medios que a la larga, y según Moreno, nos van a traer más ansiedad.

 

"Trampas mentales"

En su libro Ansiedad crónica, una guía para pacientes e impacientes (Desclée de Brouwer), el autor ofrece al lector una serie de actividades y pasos a seguir para liberarse de las «trampas mentales» que nos causan este sufrimiento.
Sus soluciones están basadas en algunas técnicas de meditación, que él mismo practica desde hace muchos años.
Considera el especialista que calmar la mente, «reducir esa especie de eco mental», puede ser de gran ayuda para traer la serenidad y la tranquilidad.
Para ello, indica, un primer paso es ser más conscientes de lo que pensamos cuando estamos o creemos estar mal. 
Después hay que permitir que los pensamientos o imágenes que aparezcan espontáneamente en nuestra mente estén ahí, sin hacer nada para bloquearlos o modificarlos. «Darme cuenta de lo que pienso y no dejarme llevar, son dos pasos que necesariamente debemos aprender en nuestro baile con la ansiedad crónica».
Cultivar la atención consciente es el camino que propone el psicólogo para quien el asunto clave es aprender a estar en lo que estás, lo contrario es la distracción.
Cuando se empieza con la práctica de la meditación, Pedro Moreno invita a perseverar en cuatro aspectos que se revelan fundamentales: Ser amable con tu mente y contigo mismo, cultivar la paciencia, encontrar el punto medio y no pensar en los resultados.
Asimismo, considera este experto en Psicología que la educación recibida en la infancia puede influir en que uno se convierta luego, con el paso de los años, en un adulto con problemas de ansiedad, pero se trata de aprender a «desactivar las trampas mentales» que te llevan a padecerla una y otra vez.
Así explica en su libro que la mente es como un circo de  varias pistas y que ocurra lo que ocurra en nuestra mente, lo importante es no bajar a la pista para mezclarse con los acróbatas o domadores...
«Nuestro lugar está en la grada, como meros observadores de lo que allí ocurre, sin involucrarnos».

 

Meditación

Este murciano es doctor en Psicología y especialista en Psicología Clínica por oposición PIR. Se licenció en Psicología con premio extraordinario por la Universidad de Murcia. Ejerce como psicólogo clínico en el Servicio Murciano de Salud y en su consulta privada. Es autor de ocho libros sobre la ansiedad y cómo superarla. Practica a diario la meditación desde 2010, convencido de que «la felicidad auténtica solo es posible si conoces tu propia mente».