Nasuvinsa analiza los retos de la transición energética

NATV
-

Un total de 40 profesionales se dan cita en Pamplona

Nasuvinsa analiza los retos de la transición energética - Foto: NATV

Un total de 40 profesionales del sector público y privado de la vivienda en Navarra han participado en una jornada de trabajo organizada por la sociedad pública Nasuvinsa en sus oficinas centrales de Pamplona para analizar los retos que plantea la transición energética y avanzar en soluciones que favorezcan mayores niveles de eficiencia energética y la reducción de la emisión de los gases responsables del cambio climático.

Este encuentro, celebrado el jueves, figura entre las actuaciones previstas en el proyecto LC Districts, que Nasuvinsa desarrolla junto a otros socios europeos para impulsar la rehabilitación energética en el actual parque residencial de Navarra, y promover una edificación más eficiente desde el punto de vista medioambiental.

En la apertura de la jornada, el director general de Vivienda del Gobierno de Navarra, Eneko Larrarte, destacó la importancia del trabajo colaborativo y participativo para establecer un debate enriquecedor en materia de transición energética y descarbonización.

Por su parte, el director del Servicio de Vivienda, Javier Etayo, resaltó la oportunidad que brinda este proyecto europeo para abordar actuaciones futuras clave, tratando de identificar y analizar los retos y las barreras que actualmente dificultan la adaptación de las viviendas a las consecuencias del cambio climático y la rehabilitación energética del parque residencial.

Idoia Madariaga, jefa de Innovación y Planificación de Nasuvinsa, y Beatriz San Martín, técnica de esta misma área, intervinieron para definir el contexto general y la situación de partida en Navarra, y para exponer la metodología y claves de trabajo previstas por LC Districts para fomentar este modelo de encuentros.

El proyecto LC Distrits está enmarcado en el Programa de Cooperación Territorial Interreg Europe. Inició su desarrollo en agosto de 2019 y finalizará en julio de 2022, con un presupuesto total de 1.189.712 euros, cofinanciado en un 85% con fondos europeos FEDER para el desarrollo regional.

LC Districts se encuadra en el eje de 'Apoyo hacia la transición de una economía de bajo carbono' y está liderado por la Dirección General de Vivienda de Gobierno de Navarra junto con Nasuvinsa, que participa junto a otras autoridades regionales de Italia, Suecia, República Checa y Croacia.

El objetivo general del proyecto consiste en mejorar las políticas para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector de la construcción, sector que representa más de un tercio del consumo energético global en Europa y, por ende, responsable de una fuente importante de emisiones de CO2.

Las actuaciones van encaminadas a la rehabilitación de edificios, la construcción de edificios eficientes energéticamente y a la creación y renovación de calefacciones urbanas con el fin de facilitar una transición a municipios/distritos de bajas emisiones de carbono.

Desde el inicio del proyecto en 2019, se ha realizado un análisis del contexto europeo, nacional y regional en estas materias y se han identificado diversos retos que hoy han sido debatidos con los expertos regionales para buscar soluciones que permitan las más rápida renovación y regeneración urbana en Navarra.

TRES GRUPOS DE TRABAJO

La jornada del jueves se dividió en tres grupos de trabajos, para analizar los marcos estratégico y normativo, de servicios y social.
En el grupo del marco estratégico y normativo participaron profesionales del Gobierno de Navarra, ayuntamientos y Nasuvinsa.

El principal reto identificado por los agentes ha sido la necesidad de mayor coordinación entre diferentes departamentos y Administraciones, lo que conlleva a una falta de visión transversal integradora de la actividad. Entre otros aspectos, se mencionó la posibilidad de una agencia pública energética y climática que aúne todos los aspectos relacionados con el sector.

Otro de los puntos mencionados dentro de este grupo es la ausencia de un diagnóstico de situación de partida con prioridades claras a nivel regional de rehabilitación energética e incorporación de energías renovables en la vivienda existente y de nueva construcción. En este grupo también se verificó la necesidad de establecer una estrategia a largo plazo orientada a la rehabilitación y regeneración urbana eficiente energéticamente.

El marco de servicios, compuesto por profesionales del sector, las propias ORVE y universidades, apuntó al modelo de gobernanza de servicios a prestar para la transición energética de la vivienda entre el sector público y privado como el reto más importante al que se encuentran. Parece necesario, para la correcta implementación de este tipo de proyectos, una entidad de coordinación central, que se implante en el propio ámbito de actuación.

Los participantes expresaron también la necesidad de impulsar la rehabilitación y construcción eficiente desde todos los niveles, partiendo del regional para terminar en el local, a través de fuertes campañas de comunicación sobre los beneficios no solo estéticos, sino por supuesto los medioambientales que este tipo de proyectos engloba.

Finalmente, otro de los puntos de debate dentro del grupo de servicios ha sido la figura denominada PIG (Proyecto de Intervención Global). Se expresó la necesidad de clarificar tanto el ámbito como los propios contenidos de esta figura.

Los profesionales incluidos en el último grupo de expertos trabajaron y debatieron desde la perspectiva del marco social. Estos miembros pertenecían a entidades y asociaciones como administradores de fincas, entidades financieras, agencias energéticas locales, Nasuvinsa, Gobierno de Navarra y profesionales del sector.

Identificaron como reto principal "el desconocimiento de los beneficios sociales, económicos y medioambientales de la rehabilitación eficiente energéticamente y la integración de Energías Renovables en la vivienda y el ahorro económico que se puede obtener". En este punto se habló sobre el desconocimiento generalizado por parte de los propietarios de la vivienda sobre eficiencia energética de las viviendas. Se habló también del desconocimiento por parte de la ciudadanía acerca de los beneficios que se obtienen tras una rehabilitación energética.

En general, todos los participantes se mostraron de acuerdo sobre la importancia de este reto, ya que los vecinos son los agentes principales en las rehabilitaciones. En este sentido, defendieron la importancia de campañas de divulgación y sensibilización a la ciudadanía en materia de descarbonización.

Por ello, otro de los retos al que dieron prioridad fue el de la necesidad de disponer de equipos técnicos accesibles para el desarrollo de proyectos en los diferentes municipios y barrios. Los participantes comentaron la necesidad de equipos a medida y próximos al ciudadano para facilitarles estas rehabilitaciones. Se estableció el plazo de un mes para celebrar una segunda jornada en la que abordar las soluciones que permitan superar los retos planteados.