Los partidos navarros apoyan una "desescalada asimétrica"

NATV
-

Los partidos navarros se han mostrado partidarios de que la desescalada sea asimétrica, en función de la situación de cada territorio, pero han pedido al Gobierno central "coordinación" con las Comunidades Autónomas.

Los grupos parlamentarios han compartido este lunes una desescalada asimétrica coordinada por el Gobierno central, pero también han reclamado aunque con distintos matices la capacidad de Navarra y sus competencias para tomar las decisiones que correspondan a este territorio.

En opinión de los portavoces parlamentarios, las medidas de la desescalada para la vuelta a la normalidad tras la crisis del coronavirus deben tener en cuenta la realidad de cada territorio.
Los partidos navarros apoyan una Los partidos navarros apoyan una "desescalada asimétrica" - Foto: ARCHIVO
Por eso han defendido una coordinación para el conjunto del Estado y que de ella se haga cargo el Gobierno central, pero han subrayado que ello no tiene que implicar una pérdida de las competencias por parte de Navarra.

Tras la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces, Javier Esparza ha afirmado en conferencia de prensa que Navarra Suma comparte la idea de una desescalada asimétrica porque esta "debe responder en función de la realidad de cada una de las comunidades".

Tras subrayar que el Gobierno central "en aquello que ha liderado ha cometido errores graves", Esparza ha considerado que en este proceso "su rol es la coordinación" ya que debe "permitir la autonomía de las comunidades para tomar decisiones" porque son las que conocen el territorio y su realidad.

El socialista Ramón Alzórriz ha comentado que la desescalada tiene que ser "de forma coordinada y asimétrica tendiendo en cuenta las situaciones de cada autonomía", al tiempo que "solidaria para no dejar a nadie atrás".

"Juntos entramos, juntos combatimos y juntos debemos salir", ha añadido, y precisado que "pivotar no significa uniformidad ni que no se puedan realizar propuestas", punto en el que ha subrayado que tanto el Gobierno central como el navarro tienen un actitud de "escucha permanente".

Y preguntado si Navarra está preparada para esta desescalada, ha afirmado que la Comunidad Foral tiene un sistema sanitario "robusto", por lo que ha considerado que "está preparada desde la prudencia y siguiendo las recomendaciones de los expertos sanitarios".

Por su parte, la portavoz de Geroa Bai, maría Solana, ha comentado que su coalición quiere para Navarra "lo mejor y con los mejores medios" y con este objetivo ha insistido en "la importancia de evitar la inercia en la aplicación de medidas para una salida de esta situación con garantías".

"Sí defendemos la necesaria coordinación, pero desde el ejercicio de las competencias propias. Si hay corresponsabilidad, hay codecisión", ha puntualizado, y añadido que sí comparten el criterio de que la desescalada debe ser asimétrica y gradual".

Bakartxo Ruiz, de EH Bildu, ha señalado que las decisiones se deben tomar con base en evidencias científica, datos fiables que ha duda tenga el Ejecutivo foral sobre personas contagiadas o inmunes, y "pegadas al territorio" porque "el mando único" ejercicio por el Gobierno central en esta crisis "no se ha demostrado eficaz"

Ha reclamado además la realización de test masivos para la desescalada para poder hacer predicciones y tomar decisiones, y por eso ha sostenido que deben someterse a pruebes todos las personas con indicios pero también los contactos de los positivos.

Para Podemos, ha dicho Mikel Buil, es "claro" que la desescalada debe ser "asimétrica" y "según criterios de científicos y epidemiólogos", aunque ha adelantado que "en ese momento no tendría sentido una desescalada masiva" cuando hay aún confinamiento y contagios".

Y ha agregado que habrá que manejar "criterios propios" pero "con máxima responsabilidad porque hay que planificar muy bien", y en todo caso ha apostado ha calificado de "importante una perspectiva estatal, un mando que coordine y centralice, una perspectiva de país", para que las decisiones sean así "más protectoras para la salud".

En esta misma línea, Marisa de Simón, de I-E., ha aseverado que "debe ser el gobierno central quien coordine el proceso de desescalada, lo que no es impedimento para que el Gobierno de Navarra lo concrete" en función del sistema sanitario de la comunidad y los recursos a su alcance.

"Lo más importante es el rigor, la seguridad de la ciudadanía y de los trabajadores, y la prudencia porque el estado de alarma continúa", ha recordado.