Una plaga de lesiones

Agencias
-

La vuelta a los entrenamientos deja a 11 jugadores 'tocados' a menos de dos semanas del reinicio liguero

El delantero Joao Félix estará dos o tres semanas de baja - Foto: ATLETIO MADRID / HO

Muchos son los riesgos de los que advierten médicos y preparadores físicos que sufrirán los futbolistas tras estar tan solo cinco semanas entrenando ante el regreso de la Liga el 11 de junio. Para el inminente regreso, ya confirmado por el Consejo Superior de Deportes (CSD), solo 11 días de entrenamientos completos de grupo parecen, cuanto menos, un tanto precipitado. 
Salvar la temporada está en juego, aunque las consecuencias en los profesionales son una incógnita y el temor llega en forma de lesiones.
Después de un confinamiento de dos meses, el inicio fueron 10 días dedicados a carreras y ejercicios individuales. Posteriormente lo hicieron en grupos de 10 y la semana pasada, se progresó a 14, será a partir de hoy cuando se ejercitará el equipo al completo, aquellos de antes del brote de coronavirus. 
«Estas circunstancias nos están obligando a ir más rápido de lo esperado. Ojalá pudiéramos tener más tiempo», comentó el responsable de traumatología de la selección española y jefe de los servicios médicos del Celta, Juan José García Cota, que quiso hacer hincapié en: «Si bien esas cinco semanas son suficientes para la preparación física individual, una fase de adaptación de dos semanas es corta. Esto es un deporte colectivo. Y la prevención de lesiones también se basa en normalizar la actividad. Es decir, que sea lo más real posible, con entrenamientos de grupo completo y partidos de preparación».


11 bajas

El principal temor de los clubes con la vuelta al trabajo estaba en un aumento considerable de las lesiones. Después de dos meses de parón, en los que los futbolistas han estado entrenándose en sus domicilios a un nivel menor del habitual, el riesgo de sufrir percances era más que evidente. Tres semanas después del regreso a los entrenamientos, los temores empiezan a confirmarse. Hasta la fecha, son 11 los lesionados en la Liga Santander. 
Ángel Correa ha sido el último en sumarse a la lista. El jugador se unió a la baja de su compañero Joao Félix en el Atlético de Madrid, que tiene un esguince en los ligamentos de la rodilla que le impedirá llegar a la reanudación de la competición. Pero el argentino y el portugués son los únicos en caer en estas primeras semanas tras la vuelta a la actividad y no parecen que vayan a ser los últimos. El Real Madrid cuenta con tres lesionados. Jovic llegó lesionado tras pasar en Serbia el confinamiento, mientras que Mariano sufre una lesión en el pie y Nacho, que está renqueante con sobrecargas. En el Athletic también son dos las bajas, una de ellas de definitiva. Aritz Aduriz se ha visto obligado a retirarse tras agravarse el estado de su cadera durante el parón e Íñigo Lekue sufre un esguince en el tobillo izquierdo. 
El portero del Celta Sergio Álvarez se ha roto los dos meniscos y el ligamento cruzado anterior, por lo que se perderá lo que queda de temporada. En el Barça, Samuel Umtiti es el primer lesionado de la plantilla tras la vuelta a los entrenamientos. Jorge Herrando (Osasuna), Lumor Agbenyenu (Mallorca) y Pedro Porro (Valladolid) completan por el momento la enfermería.

 
La Bundesliga

Puede que los jugadores estén físicamente disponibles para el 11 de junio, aunque Gerard Piqué pidiera a Javier Tebas más tiempo para volver. La duda está en si podrán aguantar ese ritmo tan exigente como el que se espera con partidos tan seguidos durante casi un mes. Y esas sensaciones se empiezan a trasladar a la realidad con el ejemplo de la competición que ya ha vuelto. El regreso de la Bundesliga fue una gran noticia para el fútbol en general. En el reestreno todo transcurrió con normalidad, excepto en el aspecto físico. Hasta 14 lesionados dejó la primera jornada del nuevo fútbol en el país germano, 12 de ellos fueron en la Primera División a los que habría que sumar dos más en Segunda.

 

Articulares

Jordi Ardévol, exjefe de los servicios médicos del Barcelona, advierte que hay que tener especial cuidado con las lesiones articulares. «Faltan situaciones parecidas al juego real, que son las que te dan una combinación de gestos y movimientos propios del deporte. Ello puede poner en riesgo las rodillas. No es casual que, en ocasiones, haya un cúmulo de lesiones de cruzado al inicio de una temporada», explicó.
«El cuerpo es una máquina coordinada. El tono muscular es una de las defensas más importantes de cualquier articulación. Y ahí incluimos ligamentos y meniscos. Si tienes fatiga muscular o un músculo mal adaptado que no responda rápidamente a un estímulo, a un cambio de dirección o a un apoyo, la articulación tiene más riesgo de lesionarse».
«Los futbolistas han trabajado mucho tiempo en casa, donde el suelo es evidentemente mucho más duro que el césped. Hay que ver cómo reaccionan las articulaciones y los ligamentos. Tengo mucho respeto a esas lesiones», coincide Dani Pastor, preparador físico del Mallorca. 

 

11 jornadas

Aunque las preocupaciones de Pastor no se focalizan tanto en la fecha de inicio de la competición, sino en lo que vendrá después. Quedan por delante 11 jornadas que se concentrarán en siete semanas. «Ese punto es el más problemático. Más aun para todos esos equipos que no somos el Barcelona, el Real Madrid, el Atlético o el Sevilla, con plantillas largas para alternar alineaciones. Sería importante que hubiera tramos sin partidos entre semana. Más que el estado de forma con el que llegan los jugadores, cuya capacidad es la de un atleta profesional, el problema es volver a competir muchas veces en un corto espacio de tiempo. Puede ser un detonante para las lesiones». «Repartir 11 jornadas en siete semanas es peligroso. Lo ideal no es jugar cada 72 horas, y se va a hacer», resume. «Por mucho jardín que tengan los futbolistas, no se ha podido hacer un mantenimiento físico en condiciones. Los jugadores vienen de un período totalmente anómalo. Esto no tiene nada que ver con una pretemporada al uso. Tampoco hay partidos amistosos. Los plazos para el regreso son muy justos. Más aún para volver en el tramo decisivo de la temporada, en un momento crítico y con títulos y descensos en juego. Es muy precipitado». 

 

50 por ciento más

Son varios los expertos sanitarios que coinciden en que el incremento en el número de lesiones será mayor al 50 por ciento que las previsibles en condiciones normales en el mismo período de tiempo, si nos centramos en los equipos acostumbrados a jugar un partido por semana. En los clubes más grandes, el riesgo se sitúa en el 40 por ciento. El trabajo abarca desde esta pretemporada atípica hasta el final previsto el 29 de julio.