Navarra podría ingresar 818 millones menos que los previstos

Navarra Televisión
-

La crisis económica por el coronavirus podría generar una caída en la recaudación de la Hacienda foral del 20,2 %, unos 818 millones de euros menos que los ingresos previstos en los Presupuestos Generales de Navarra para 2020.

Una situación que el Gobierno paliará con el aprovisionamiento de todos los fondos posibles del Estado y de Europa.

Así lo ha señalado en el Parlamento la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, quien ha analizado las repercusiones que el parón de la actividad económica y las medidas tomadas al respecto para favorecer a las empresas tendrán en la economía navarra, y ha asegurado que "el reto" es "dar la mejor respuesta".
Navarra podría ingresar 818 millones menos que los previstosNavarra podría ingresar 818 millones menos que los previstos - Foto: Parlamento de Navarra
Y para ello Navarra cuenta, además de con posibilidades como las ayudas de administraciones superiores o la emisión de deuda, con una "herramienta poderosa" que "otros no tienen", como los Presupuestos Generales de Navarra, que ha asegurado sabrán "redibujar desde la sensatez" y que tienen "cintura suficiente para reinventarse y plantar cara a esta crisis".

Como ejemplo de su afección en el gasto, dado que "el Gobierno reaccionó desde el primer momento para paliar la crisis sanitaria, social y económica", Saiz ha señalado que la estimación del gasto relacionado con la COVID asciende a 164 millones de euros (75 en el departamento de Salud y 14 en derechos Sociales), de los que 66 están ya comprometidos.

 

Hacienda dará un servicio "eficiente y adaptado"
Por otro lado, y sobre las críticas a la ausencia de atención presencial, la consejera de Economía y Hacienda ha anunciado la firma de un contrato de colaboración con tres entidades financieras para la confección de declaraciones de la renta este año, ha asegurado que Hacienda dará en esta campaña un servicio "eficiente y adaptado" a la evolución de la "nueva normalidad", y ha enviado un "mensaje de tranquilidad" porque el plazo está abierto hasta el 20 de julio.