El Palacio de Navarra recupera el edificio del Archivo

Navarra Televisión
-

Las obras de rehabilitación interior del antiguo Archivo General de Navarra, en el Palacio de Navarra, han permitido recuperar un total de 1.841 metros cuadrados útiles para nuevas oficinas y usos institucionales.

El Palacio de Navarra recupera el edificio del Archivo - Foto: Cedida

El edificio se encontraba en desuso y se ha intervenido en el sótano, la planta baja, la entreplanta, la primera planta y la escalera de la segunda planta. Con una inversión de 2.903.765,91 euros, se enmarca en el plan de intervención del Palacio de Navarra, iniciado en 2015, y cuyas obras comenzaron en 2018.

Tras las obras de rehabilitación acometidas, el Gobierno de Navarra traslada parte de su actividad a estos nuevos espacios. De esta forma, en la primera planta acoge al Servicio de Comunicación, de la Dirección General de Comunicación y Relaciones Institucionales, y tiene un espacio destinado a próximas reubicaciones.

En la segunda planta, se encuentran el consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, y su Gabinete; y el Servicio de Proyección Institucional de la Dirección General de Comunicación y Relaciones Ciudadanas.

PRIMERA SALA MULTIUSOS DE ALTA CAPACIDAD

Las sesiones de Gobierno se trasladarán a las nuevas instalaciones donde se ha proyectado una nueva sala para la celebración de las habituales reuniones del Gobierno de Navarra que la presidenta y todos los consejeros celebrarán habitualmente los miércoles. Se está a la espera de la adecuación e instalación del mobiliario y elementos tecnológicos para su puesta en funcionamiento.

Las obras de rehabilitación han permitido también dotar al Palacio de Navarra por primera vez de una sala multiusos de alta capacidad, con una superficie de 125,74 metros cuadrados. Se ubica en la primera planta y ofrece la posibilidad de utilizar recursos de traducción en una sala anexa de 23,64 metros cuadrados. Esta estancia se utilizará para jornadas, talleres, reuniones y conferencias y, dadas sus características, también se podrá dividir para albergar distintas actividades al mismo tiempo. Tiene capacidad para reunir hasta 100 personas.

Otra de las novedades es que la planta baja dispondrá de un acceso que conectará, por un lado, a la sala de prensa y, por otro, a la parte interior del Palacio de Navarra y, además, se han habilitado dos nuevos vestuarios para la Policía Foral en el sótano. Asimismo, el sótano, finalizadas las obras, tendrá una zona de archivo, almacén e instalaciones.

Se trata, por tanto, de una intervención que permite un mayor y mejor uso y funcionabilidad del edificio, además de una organización de espacios más adecuada a las necesidades y requerimientos de la Administración.

Además, las obras ejecutadas van a permitir el acceso a personas con movilidad reducida por la parte izquierda de su fachada, que está conectada a todas las plantas del Palacio de Navarra, cumpliendo así con la Ley Foral de Accesibilidad universal, aprobada por unanimidad por el Parlamento de Navarra en junio de 2018.

Con el objetivo de optimizar los recursos disponibles, se va a reutilizar el mobiliario en los casos en los que ha sido posible para adecuar las instalaciones.

CONSERVACIÓN Y RESTAURACIÓN DE ELEMENTOS HISTÓRICOS

En el transcurso de las obras de rehabilitación, se han efectuado laboriosos procesos de restauración dado que el Antiguo Archivo General reunía elementos con un importante valor histórico, como es el caso del tapiz denominado 'El Amor Divino', de 4,1 por 4,9 metros que se localiza a la entrada, en las paredes de la escalera de honor y de la antecámara del Salón del Trono. Este tapiz forma parte del conjunto de tapices barrocos de la serie 'Los Triunfos de la Iglesia', declarados por el Gobierno de Navarra como Bien de Interés Cultural en 2007.

Según la valoración de los especialistas, se trata de un "importantísimo conjunto de tapicería barroca, sobresaliente no sólo en el panorama navarro sino en el europeo". Se ha procedido a su restauración en las instalaciones de un taller madrileño.

Asimismo, en el proceso de rehabilitación de la estancia conocida como el "despacho del archivero", se ha prestado atención tanto a la conservación del techo, decorado con motivos heráldicos sobre fondo de oro, como al mantenimiento de una librería de nogal con balaustres de estilo renacentista, que contiene libros falsos para completar la decoración, ha informado el Gobierno en una nota.

También en el primer piso, se conserva otro de los elementos más curiosos del Archivo. Se trata del llamado 'despacho taurino', conocido por este nombre porque albergó una importante biblioteca sobre temas taurinos, reunida por José Luis de Ibarra López y donada a la Diputación Foral de Navarra por su viuda, Julieta Ribet. La Diputación Foral dedicó una sala para acoger la biblioteca taurina en las dependencias de la primera planta del Archivo Real y General de Navarra. El arquitecto de la institución en esa época, Víctor Eusa, con motivo de la donación, decoró expresamente la sala con motivos taurinos y, una vez acondicionado el espacio, se instaló allí la biblioteca. De esta forma, en las paredes están pintados los hierros de varias ganaderías de la época y para el techo se diseñó expresamente una decoración con cabezas de toro, castoreños, banderillas, estoques y muletas.

OBRAS EN EL JARDÍN

Asimismo, está previsto que la sociedad pública Gestión Ambiental de Navarra asuma mediante un encargo el proyecto y la ejecución de los trabajos de rehabilitación del jardín y fuente del Palacio de Navarra que comenzarán próximamente, con una inversión de 263.614 euros (IVA incluido). Se ha apostado por una rehabilitación integral manteniendo la esencia del jardín y la fuente, tratando de minimizar los costes. Las obras del jardín, protegido en grado I, incluyen la definición y creación de un espacio ajardinado en las dos zonas verdes y dos parterres a la entrada del edificio, que permitirán crear un acceso para vehículos oficiales.

El jardín, con su fisonomía actual, fue diseñado por el arquitecto Víctor Eusa. Entre los ejemplares arbóreos destacan un cedro, un magnolio y la Sequoia plantada en 1855, y que este año cumplirá 165 años en su actual emplazamiento. La Sequoia es uno de los 31 Monumentos Naturales declarados en Navarra. Se trata de una especie originaria de Norteamérica, concretamente de la cordillera Sierra Nevada (California), y alcanza una altura cercana a los 38 metros.

BREVE HISTORIA DEL ARCHIVO DE NAVARRA

El origen del Archivo de Navarra se sitúa en 1836, fecha de supresión de las principales instituciones de administración y gobierno del Reino de Navarra. Ese año, la Diputación Provincial se hizo cargo de la custodia del archivo de la Cámara de Comptos y del archivo del Reino, formado por la documentación de las Cortes y Diputación. Inicialmente los fondos se conservaron en la casa del caballero de Otazu, en la actualidad, sede del órgano fiscalizador en la calle Ansoleaga.

Las obras del edificio del Archivo General de Navarra, proyectado por el arquitecto Florencio de Ansoleaga, comenzaron en mayo de 1896. Se trata de un edificio con planta en forma de E mayúscula que dibuja una fachada simétrica a partir de un eje central. La fachada, tal como la describía el archivero don Mariano Arigita en 1906, "es una combinación del arte clásico greco-romano con el estilo moderno; el cuerpo central es de estilo corintio y en la imposta que corre en el fondo del piso principal se hallan esculpidos en grandes medallones, los retratos de ocho escritores ilustres de Navarra: Juan de Jaso, P. José Moret, Juan de Sada, Ximénez de Rada, Martín de Azpilicueta, Jerónimo de Arbolancha, Fr. Diego de Estella y el Príncipe de Viana".