Pamplona prevé una reducción de ingresos de 6,7 millones

Navarra Televisión
-

El Ayuntamiento de Pamplona ha hecho un cálculo aproximado por el que dejará de ingresar hasta junio de este año 6,7 millones de euros e incrementará el gasto anual en 2,2 millones de euros como consecuencia del estado de alarma.

Pamplone prevé una reducción de ingresos de 6,7 millones

La concejala delegada de Servicios Generales, María Echávarri, ha comparecido este martes en la Comisión de Presidencia para dar a conocer estas cifras que se han calculado teniendo en cuenta "la incertidumbre que existe en estos momentos sobre el desarrollo de la crisis sanitaria y, por tanto, de la reactivación de la economía".

Según ha indicado, "el avance de la desescalada será el que marque el ritmo de la puesta en marcha de los distintos sectores económicos sin que puedan calcularse estimaciones reales ya que se desconocen plazos temporales exactos y la relación entre medidas anunciadas para las distintas fases y ejecución final de las mismas no se está cumpliendo en todos los casos". "A la incertidumbre se une que hay normativas pendientes de desarrollo tanto por parte del Estado como del Gobierno de Navarra", ha agregado.

Además de detallar estos datos, Echávarri ha recordado que al inicio de la crisis sanitaria se aprobó un aplazamiento de impuestos que, según ha dicho, "ha permitido que las familias y las empresas tengan liquidez por valor de 30 millones de euros por retrasos en pagos de tributos". Asimismo, ha recordado el I Plan de Medidas Covid-19 y los datos del cierre del ejercicio de 2019 aprobado el pasado mes de abril.

En concreto, el Área de Hacienda ha calculado una disminución de ingresos de 2,1 millones de euros mensuales, que alcanzarían la cifra de 6,1 millones hasta el 30 de junio. A esa cantidad se sumaría la reducción de los pagos de las familias de Escuelas Infantiles que es de 153.000 euros mensuales, con una suma de 535.500 euros. De esta forma, el total de la disminución calculada es de 6,6 millones de euros.

También se señala en la disminución de ingresos el aplazamiento de impuestos que ha supuesto 30 millones de euros en estos primeros meses del año. Por ejemplo, tanto por impuestos de Plusvalías y de Actividad Económica, el Ayuntamiento verá caer los ingresos el 30 de junio en 600.000 euros.

La caída de ingresos podría verse compensada en parte, según ha explicado la concejala de Servicios Generales, con fondos aprobados por el Gobierno de Navarra para paliar los gastos originados por el COVID-19 de los que el Ayuntamiento de Pamplona podría recibir 176.000 euros de subvención extraordinaria para ayudas de emergencia.

También podría recibir una cantidad todavía sin determinar del fondo extraordinario de 25 millones de euros publicado en BON pero que no se ha materializado en ley foral. En estos momentos, según ha expuesto la edil, "no se conocen datos de ambas posibilidades".

De forma paralela, la crisis sanitaria ha conllevado un aumento de gastos que se han calculado para todo el año en 2,1 millones de euros. Solo en el Área de Servicios sociales se estima que aumente entre 1,8 millones y 2 millones de euros, principalmente en atención a personas sin hogar (675.000 euros) y en ayudas de emergencia (473.000 euros).

A estos gastos del Área de Servicios Sociales se unen otros previstos para el plan de desescalada que ascienden a 300.000 euros. Por ejemplo, la adquisición de licencias y toda la asistencia técnica relacionada con el teletrabajo ha tenido un coste de 113.000 euros y en equipos de protección EPI está previsto invertir 90.000 euros.

FUENTES DE FINANCIACIÓN

Asimismo, la concejala de Servicios Generales ha avanzado que las fuentes de financiación para futuras modificaciones presupuestarias suman un total de 20,6 millones de euros provenientes del superávit presupuestario de 2019 (13,2 millones de euros), subvención del Gobierno de Navarra para ayudas a la emergencia (0,18 millones de euros) y remanente de tesorería para gastos generales y ahorros producidos en las áreas por la no ejecución de programas (7,22 millones de euros).

El destino de esta financiación sería principalmente el I Plan de Medidas Covid-19 (5,1 millones de euros); obligaciones pendientes del ejercicio anterior (4 millones de euros de atraso del pago del grado al personal municipal, facturas pendientes de indemnizaciones y cuotas de urbanización); déficit de gastos de personal ya que se aprobó prórroga presupuestaria pero el Gobierno de España marcó una subida salarial de 2% (2,3 millones de euros) o Inversiones Financieramente Sostenibles y reducción de deuda (8,4 millones de euros). Esta última cantidad está pendiente de su regulación.

En este sentido, el Ayuntamiento de Pamplona presentó la semana pasada el I Plan de Medidas Covid-19. El plan cuenta con una dotación de 5,1 millones de euros que se distribuirán en 2 millones para servicios sociales esenciales como ayudas de emergencia o alimentación; 2,5 millones para fomentar la actividad económica y el empleo, por ejemplo, con subvenciones para locales, comercios y bares y restaurantes para adaptarse a la nueva situación y para emprendedores, y 500.000 euros para nuevas medidas de movilidad que faciliten la distancia de seguridad que peatones y ciclistas necesitan ahora y que conllevarán distintos trabajos en la ciudad. T

También incluye 100.000 euros para dotar al personal municipal de equipos de protección, incorporar tratamientos desinfectantes o impulsar la tramitación electrónica.

Previamente a la presentación de este plan, a finales de marzo el Consistorio pamplonés acordó un aplazamiento de los principales tributos e impuestos municipales que permitía aumentar la liquidez de los ciudadanos de Pamplona en unos 30 millones de euros.

El impuesto de vehículos de tracción mecánica (circulación), que debía haberse girado en marzo, llegará a los contribuyentes en julio, con lo que supone el aplazamiento de unos ingresos de 9,7 millones de euros. Los negocios también cuentan con un nuevo plazo ya que realizarán el pago del IAE, vados y terrazas en octubre lo que supone unos 4 millones de euros de IAE, 300.000 euros por los vados y 500.000 euros de las terrazas.

Además, se está trabajando en las devoluciones de los precios públicos cobrados por la prestación de servicios que no está ofreciendo debido a las restricciones impuestas por el estado de alarma. En el caso de las Escuelas Infantiles y la Escuela Especial de Música Joaquín Maya, el cierre fue decretado por el Gobierno de Navarra, por lo que tras la devolución el Ayuntamiento estudia hacerle un requerimiento.

Los ingresos mensuales en la Escuelas Infantiles por pagos de las familias son de 153.000 euros, y se ha devuelto la parte proporcional del mes de marzo sin girarse más recibos. En el caso de la Escuela de Música, como el pago ya se ha hecho de todo el año, se procederá a devolver la parte proporcional a la duración del estado de alarma.

CIERRE EJERCICIO 2019

La concejala delegada de Servicios Generales también ha explicado en la comisión que el 24 de abril se aprobó la liquidación del presupuesto de 2019. El ejercicio, incluyendo Ayuntamiento, Gerencia de Urbanismo y Organismo Autónomo de Escuelas Infantiles, se ha cerrado con unos ingresos de 215,9 millones, unos gastos de 204,3 millones y un resultado presupuestario positivo de 11,6 millones.

El superávit calculado con criterios de la Ley de Estabilidad asciende a 13,2 millones de euros mientras que el nivel de deuda se sitúa en 60,2 millones (28,4% sobre los ingresos corrientes totales del sector público local municipal).

Este incremento del remanente de tesorería en 12 millones ha permitido incrementar los gastos generales en 9 millones de euros, pasando de 8,8 millones en 2018 a 17,6 al cierre del 2019.