Unidos para celebrar el Día Internacional del Orgullo LGTBI+

Navarra Televisión
-

Asociaciones LGTBI+ han reivindicado su derecho a "ser y existir en condiciones de dignidad" en un acto, en el que el Gobierno y el Parlamento han puesto de manifiesto su compromiso con el impulso de políticas contra la discriminación.

Con motivo del Día Internacional del Orgullo LGTBI+, que se conmemora el 28 de junio, en la puerta del Parlamento se ha celebrado un acto, en el que los presidentes del Ejecutivo y el Legislativo, parlamentarios de todos los grupos y agrupaciones han reconocido al movimiento LGTBI+, al que consideran “parte fundamental en el avance del reconocimiento legal de todos los derechos humanos”.

Asimismo, según informa la Cámara en un comunicado, han abogado por seguir haciendo del Legislativo Foral una “institución ejemplar en el impulso de cuantas acciones sean necesarias para combatir la segregación y la estigmatización, más aún allí donde la persecución puede derivar en penas de cárcel o de muerte”.
Unidos para celebrar el Día Internacional del Orgullo LGTBI+Unidos para celebrar el Día Internacional del Orgullo LGTBI+ - Foto: Navarra Televisión
En esa línea se considera imprescindible “garantizar el desarrollo íntegro de la Ley Foral 8/2017, de 19 de junio, para la igualdad social de las personas LGTBI+, de cuyo cumplimiento aseguran harán un “seguimiento exhaustivo”.

La apertura ha correspondido María Chivite y Unai Hualde, quienes han leído en castellano y euskera a la declaración institucional aprobada por unanimidad por la Junta de Portavoces, a propuesta de Presidencia.

En ella se recoge la adhesión a este Día Internacional, la celebración de este acto y la decisión de colocar una lona en su fachada con la insignia de la liberación sexual (bandera arcoíris).

A continuación, Isabel Olave (Navarra Suma), Nuria Medina (PSN), Blanca Regúlez (Geroa Bai), Patricia Perales (EH Bildu), Ainhoa Aznárez (Podemos-Ahal Dugu) y Marisa de Simón (Izquierda-Ezkerra) han leído una segunda declaración, aprobada también por unanimidad, en este caso a propuesta de EH Bildu y Podemos-Ahal Dugu.

En este caso se añade la necesidad de que el Gobierno desarrolle en su totalidad lo recogido en la Ley Foral 8/2017 de 19 de junio para la igualdad social de las personas LGTBI+ y garantice su cumplimiento.

Además, el Parlamento reconoce el compromiso del movimiento LGTBI+ y considera que ha sido parte fundamental en el avance del reconocimiento legal de los derechos humanos del colectivo LGTBI+.

Asimismo se recoge el compromiso a seguir trabajando para ser una institución ejemplar en la lucha por la igualdad de derechos y la no discriminación por razón de orientación sexual y de identidad sexual o de género, para lo que continuará impulsando las acciones necesarias.

Finalmente se solidariza con todas las personas "agredidas, menospreciadas o discriminadas de una u otra manera por su condición sexual o su identidad de género tanto en Navarra como fuera de ella y especialmente en aquellos países donde la represión supone penas de muerte, persecución o encarcelamientos".

A continuación, Nora Gómez y María Malo, en nombre de las asociaciones LGTBI+ Dekumas, Sare y Kattalingorri, han reivindicado su "derecho a ser y existir en condiciones de dignidad, superando las desiguales relaciones de poder que mediatizan las condiciones de vida de las personas LGTBI, todavía más en el actual contexto de emergencia social".

Han denunciado el paro estructural que soporta el colectivo trans, la exclusión social que padecen las personas migradas LGTBI en situación de irregularidad legal, los despidos laborales por motivos de discriminación LGTBIfótbica o las trabas para la emancipación de jóvenes atrapados en hogares donde no se les respeta.

Han animado a “visibilizar y denunciar la opresión de género y la suma de discriminaciones que arrastran las mujeres, mediatizadas también por el odio y los prejuicios" y han sostenido que "reivindicar la orientación sexual y la identidad LGTBI tiene mucho que ver con los Derechos Humanos y con la deconstrucción de ese patriarcado que nos impone una heterosexualidad obligatoria".

"No olvidemos que lo personal es político. Seguiremos rompiendo armarios y construyendo referentes", han concluido.