scorecardresearch

¿COVID-19, gripe o resfriado?

SPC
-

El retorno de los virus respiratorios 'tradicionales' puede complicar este invierno la identificación del coronavirus

¿COVID-19, gripe o resfriado? - Foto: Photo by Andrea Piacquadio from Pexels

Este segundo otoño de pandemia ha configurado un nuevo escenario en el que los virus tradicionales vuelven a ser los protagonistas. Como apunta Julio Maset, médico de Cinfa, «en realidad, solo se trata de una vuelta a la normalidad de siempre, en la que la mayor parte de infecciones están causadas por virus habituales de esta época, como los del resfriado o la gripe. Durante el otoño e invierno pasados, precauciones como el uso de la mascarilla, la distancia social o la reducción de aforos en interiores relegaron al mínimo estas patologías, que ahora vuelven a reclamar su espacio».

Por el momento, la incidencia de gripe se mantiene muy baja, pero sí que desde atención primaria se está observando un incremento de las infecciones respiratorias agudas como los resfriados. Para el experto, «la bajísima incidencia de estas patologías que hubo en 2020 está produciendo un efecto de fallo de memoria. Es decir, tras un año y medio sin que apenas hayan hecho acto de presencia, no nos acordábamos de que estas infecciones forman parte de nuestra realidad cotidiana y, al descubrir que están regresando, nos sorprendemos, aunque no tendríamos por qué», explica.

Esta sensación de sorpresa, unida a la dificultad de diferenciar si se trata de un simple resfriado o la infección por SARS-CoV-2, puede generar una alarma innecesaria. «Para evitarlo, debemos actuar con calma y sentido común y no acudir de manera sistemática a los centros de salud, para evitar que estos se saturen. En algunos casos, los síntomas serán los que nos den la pista de qué virus los ha generado, aunque, en otros, solamente un test nos dará la respuesta definitiva».

A la hora de diferenciar las tres afecciones, es importante conocer sus principales síntomas, si bien se debe tener en cuenta que la vacunación contra la COVID-19 ha hecho que muchos casos sean leves y con sintomatología muy similar.

En general, los resfriados comunes normalmente se caracterizan por los típicos estornudos, algo de tos, mucha mucosidad, congestión nasal con moco fluido, picor de garganta y ojos llorosos. Aunque también hay malestar, el cansancio suele ser leve o moderado y la fiebre es inusual o baja. «Si en este caso, aparecen también tos persistente, dolor de cabeza o fiebre algo más alta, no necesariamente se trata de coronavirus o gripe, pero sí es útil realizar una prueba PCR, o un test de antígenos, que nos proporcionará una respuesta sin tener que acudir a nuestro centro de salud», asegura Julio Maset. «Si es positivo, deberemos aislarnos y contactar con los servicios sanitarios de nuestra comunidad autónoma».

 

Test para descartar

La gripe, en cambio, suele cursar con síntomas como fiebre alta, dolor muscular y de cabeza, cansancio intenso, debilidad y malestar general, muchos de los cuales son también característicos de la COVID-19. Por este motivo, «sin pruebas adicionales, la gripe es prácticamente imposible de distinguir de la infección por SARS-CoV-2. En este caso, la única manera de descartarla es con un test. Si aparece fiebre alta, fatiga al respirar o dolor torácico, se debe acudir al médico. Y, de nuevo, si el resultado del test es positivo, debemos permanecer aislados y contactar los servicios sanitarios de referencia de nuestra comunidad».

En general, los síntomas de estas infecciones respiratorias pueden aliviarse con reposo, una correcta hidratación y los medicamentos adecuados, que deben ser prescritos y dispensados por los profesionales sanitarios.

«Lo más importante es tratar los síntomas y frenar la propagación de la infección. Para ello, no debemos relegar al olvido hábitos que han formado parte de nuestro día a día desde la llegada de la pandemia, como lavarnos las manos con frecuencia. Y, en caso de resfriado, usemos la mascarilla por incómoda que sea, cuando estemos con otras personas, y evitemos el contacto directo con ellas, ya que no deja de ser una infección molesta y muy transmisible», recomienda el experto de Cinfa.