Costa, ante la víctima de su único triplete como rojiblanco

Navarra Televisión
-

El Sadar es sinónimo de goles para el delantero, que celebró en el estadio navarro su único 'hat-trick' en partido oficial con el Atlético en abril de 2011.

Diego Costa recuperó la pólvora el domingo pasado con su gol al Athletic Club (1-1), ocho meses después de su último tanto, y afrontará este miércoles a un rival propicio para seguir la racha, Osasuna, la víctima de su único triplete de rojiblanco y al que ha marcado nueve goles en seis partidos.
El Sadar es sinónimo de goles para el delantero hispanobrasileño, que celebró en el estadio navarro su único 'hat-trick' en partido oficial con el Atlético en abril de 2011, un duelo en el que se destapó como goleador cuando todavía era un meritorio por detrás del uruguayo Diego Forlán y el argentino Sergio 'Kun' Agüero.
En aquel equipo dirigido por Quique Sánchez Flores que venía de ser campeón de la Liga Europa el curso anterior, el de Lagarto era el tercer delantero gracias a sus méritos en cesiones en Braga (Portugal), Vigo, Albacete y Valladolid. En total, ese curso completó 39 partidos entre todas las competiciones y marcó 8 goles.
Costa, ante la víctima de su único triplete como rojiblancoCosta, ante la víctima de su único triplete como rojiblanco - Foto: LaLigaSin el 'Kun', sancionado, el técnico rojiblanco sorprendió dejando en el banquillo a Forlán para dejar la punta del ataque en las manos del joven delantero, entonces con 21 años, que respondió al gol local de Kike Sola empatando el partido con un primer gol a la carrera tras pase de Juanfran, y sentenciándolo en la segunda mitad con dos tantos en tres minutos (2-3).
Pese a esta impresionante actuación, el de Lagarto no volvió a marcar esa temporada y se encontró al inicio de la siguiente campaña con una terrible noticia: una rotura del ligamento cruzado de su rodilla derecha que le hizo estar media temporada en el dique seco.
Retornó en enero con una cesión al Rayo Vallecano que no pudo ser más exitosa 10 goles en 16 partidos, entre ellos un tanto y una asistencia para la goleada franjirroja por 6-0 al conjunto navarro en Vallecas (6-0).
La siguiente campaña, ya de rojiblanco, sirvió para otra exhibición de Costa en El Sadar, con dos goles para el 0-2 de los rojiblancos, y al siguiente curso volvió a marcar otros dos tantos en el duelo de ida en el Vicente Calderón (2-1), previo al camino hacia el título liguero, que incluyó un sonoro tropiezo en El Sadar (3-0), la única vez que Costa ha jugado en el estadio navarro sin marcar un gol.
A esos siete goles a Osasuna en cuatro partidos con el Atlético, Costa le suma el gol anotado con el Rayo y otro que le hizo cuando jugaba en el Valladolid, lo que suma un total de nueve tantos en seis partidos: una media de 1,5 goles por cada encuentro disputado ante el conjunto rojillo.
Es el segundo equipo al que más ha marcado en su carrera. Solo le hizo más goles al Sevilla (11) aunque en más partidos (15) ante los hispalenses. Su promedio ante Osasuna es sensiblemente mejor. Habrá 'Alerta Costa' mañana en El Sadar.