Un 'Uber-Rural' o el 'cohousing' para frenar la despoblación

Navarra Televisión
-

La creación de un "Uber-Rural", iniciativas de "cohousing" o viviendas compartidas, y la creación de comunidades energéticas rurales son algunas propuestas del Observatorio de la Realidad Social de Navarra para luchar contra el despoblamiento.

El Gobierno de Navarra impulsará un sistema de bonos de impacto social (BIS), que será "pionero" en España, y que permitirá financiar intervenciones innovadoras que solucionen problemas sociales concretos. Ésta es una de las 14 nuevas iniciativas de emprendimiento e innovación social que se pondrán en marcha en el medio rural con objeto de "reducir y corregir las desigualdades territoriales en la Comunidad foral".

Se trata de "nuevas oportunidades que sitúan a las zonas rurales como parte fundamental para salir de la crisis, apostando por modelos de negocio viables, generadores de empleo y que apuestan por actividades que solventan necesidades sociales desde un desarrollo inclusivo", ha destacado el director general de Administración Local y Despoblación, Jesús María Rodríguez.

Rodríguez ha comparecido este viernes en una rueda de prensa por internet junto a Luis Campos, director general del Observatorio de la Realidad Social, y Joaquín Alcalde, director de 'El Hueco', entidad referente en España en proyectos de emprendimiento e innovación social, para presentar el documento 'Acciones de innovación social para el desarrollo cohesionado y solidario de Navarra', en el que se enmarcan las 14 nuevas líneas de acción.

Un 'Uber-Rural' o el 'cohousing' para frenar la despoblaciónUn 'Uber-Rural' o el 'cohousing' para frenar la despoblación

Según ha indicado el director general de Administración Local, se trata de proyectos que "conectan con los fundamentos del recientemente aprobado documento de bases del Plan Reactivar Navarra". Y ha destacado que "la despoblación es un reto y una oportunidad de crecimiento como sociedad". "Debemos dejar de entender lo rural como lo relacionado con el sector primario, sino un terreno extenso, multifuncional", ha remarcado.

Sobre los plazos para poner en marcha las iniciativas, ha comentado que se prevén definir los proyectos en los "próximos meses" para ponerlos en marcha a lo lago de este año y, respecto al presupuesto, ha manifestado que "todavía no hay un presupuesto definido", ya que están en el "proceso de terminar de definir los proyectos y cuantificar".

LAS INICIATIVAS

Un sistema pionero para financiar la innovación social localUn sistema pionero para financiar la innovación social local - Foto: Cedida

En concreto, la primera de las 14 iniciativas de emprendimiento e innovación social está relacionada con la educación y formación. Así, "se trata de poner en valor la escuela rural como laboratorio de innovación educativa y de calidad formativa, creando un sello de calidad adaptando parte del enfoque las escuelas magnet o escuelas imán, es decir, a través de la especialización y la firma de acuerdos y convenios colaborativos con universidades del territorio y del extranjero, con centros de investigación, museos, así como con empresas innovadoras en cualquier ámbito, que fomente una forma de aprendizaje colaborativo y sin barreras".

En cuanto a la movilidad, se propone la creación de Uber-Rural, es decir, de una plataforma que posibilite el acceso a las oportunidades de movilidad dentro del territorio. Asimismo, se podrían emplear las redes sociales. Se trata de buscar mecanismos de conexión entre vecinos que permitan compartir vehículos para acceder a unos y otros municipios, siempre y cuando la coyuntura actual y futura, generada por la epidemia del COVID-19, así lo posibilite. Esta plataforma podría ser gestionada por los propios Ayuntamientos.

En relación a la economía agropecuaria y forestal, se apuesta por la creación de un dispositivo comarcal para recuperar tierras y montes abandonados e infrautilizados como generadores de oportunidades de empleo en zonas rurales. Y en vivienda, se establecerán iniciativas de coliving y de cohousing intergeneracional a partir de la reactivación y "reuso" del parque construido existente.

Para ello, se creará una plataforma o aplicación que recoja las oportunidades de vivienda en el territorio y recursos y que ponga en común a las personas interesadas para establecer este tipo de iniciativas habitacionales que ofrezcan soluciones adaptadas en función de la demanda.

Asimismo, sobre trabajo, emprendimiento y empleo, se efectuará un mapeo de capacidad, recursos y oportunidades en las comarcas a través de talleres diagnósticos participativos. Como posibles sectores de desarrollo potencial de empleo en el ámbito rural destacan la rehabilitación de viviendas, la rehabilitación energética, servicios a las personas, la industria agroalimentaria, la agricultura y ganadería, la producción de energía con biomasa o los servicios turísticos y de ocio, entre otros.

En salud y bienestar, se fomentará y estimulará la creación de empresas sociales de prestación de servicios de atención a la dependencia en entornos rurales y pueblos especializados; y en cuanto a nuevas economías e innovación social, se pondrá en funcionamiento un sistema de bonos de impacto social (BIS) a nivel regional.

Un BIS es un contrato de pago por resultados firmado entre una administración pública e inversores de impacto, utilizado para financiar una serie de intervenciones innovadoras dirigidas a solucionar un problema social concreto. Los BIS permiten flexibilidad y adaptación continua en el desarrollo del proyecto, dado que el éxito del bono se medirá en función del logro de los resultados esperados.

Por otro lado, en el eje de gobernanza, se plantea la puesta en marcha de un programa para el fomento de la participación de ayuntamientos de entornos rurales en programas europeos de intercambio de experiencias y conocimiento para el refuerzo de la gobernanza; mientras que en la línea sobre tecnología, internet y comunicación se apoyará el establecimiento de nuevos modelos empresariales sociales y sostenibles para resolver posibles dificultades de acceso a internet de banda ancha en áreas rurales.

El décimo eje es el relacionado con el turismo y la propuesta se basa en un programa de formación y mentorización a futuros guías locales que potenciarán y desarrollarán experiencias de "turismo slow" que promueven y mantienen la autenticidad de las comunidades locales, utilizando los propios recursos y convirtiéndolos en experiencias para contribuir a paliar el despoblamiento de estas zonas rurales y fomentar la permanencia en el territorio a través de estas oportunidades de emprendimiento.

Por otra parte, en la línea referente al arte, la cultura y el deporte, se propone la cesión gratuita de espacios públicos en desuso, abandonados o infrautilizados a asociaciones de vecinos, artistas, asociaciones culturales, deportivas, que de forma autogestionada se comprometan a programar y llevar a cabo una serie de actividades culturales o deportivas anuales a cambio de ese espacio.

Además, en energía asequible y no contaminante, se plantea impulsar la creación de comunidades energéticas rurales asequibles y no contaminantes; y en innovación rural, se propone un programa de acompañamiento dirigido a instituciones públicas y privadas, ayuntamientos, diputaciones, grupos de acción local, fundaciones, etc. que quieran crear en sus territorios de influencia ecosistemas de emprendimiento e innovación social, que permitan a la población y, en especial a los jóvenes, desarrollar sus competencias en materia de emprendimiento e innovación social.

Finalmente, en lo referente a la interculturalidad, la propuesta es del #Migratón Navarra, en concreto, es un encuentro de un fin de semana en Navarra que reúna a profesionales de marketing, comunicación, audiovisual, creativos, desarrolladores, profesionales del tercer sector y de las administraciones públicas, para trabajar en la creación de campañas de comunicación, spots, memes, cómics, software, animación que ayuden a transformar las narrativas migratorias en Navarra.