Na+ dice se pretende desviar la atención de las residencias

Navarra Televisión
-

Navarra Suma ha acusado al Ejecutivo y sus socios de "pretender desviar la atención sobre la responsabilidad del Gobierno foral en la gestión deficiente, tardía y plagada de errores que ha llevado a cabo a la hora de afrontar la pandemia".

La parlamentaria de Na+ Marta Álvarez ha criticado en un comunicado que “lejos de asumir esta responsabilidad, se pretende por parte del Gobierno y del resto de partidos trasladarla a otros, a las propias residencias, a UPN cómo no, en un extraordinario viaje en el tiempo, o al tipo de gestión, desviando el debate hacia lo público y lo privado".

"Y acusan falsamente a los gobiernos de UPN de haber apostado por la gestión privada de estos centros”, ha destacado.
Na+ dice se pretende desviar la atención de las residenciasNa+ dice se pretende desviar la atención de las residencias - Foto: Cedida
En este sentido, ha afirmado que casi el 50 % del total de plazas residenciales "son de responsabilidad directa y exclusiva del Gobierno de Navarra y, por tanto, públicas, y casi todas esas plazas públicas las puso en marcha UPN, no el cuatripartito”.

Además, ha recordado que “Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E no convirtieron en los cuatro años que gobernaron ni una sola plaza privada o concertada en una plaza de gestión pública directa. Tampoco iniciaron ni financiaron la construcción de ninguna residencia pública”.

Respecto a los centros de discapacidad, ha señalado que “las plazas públicas, de gestión directa o concertada, son el 95,6 %” y ha resaltado que “tampoco la pasada legislatura se aumentaron prácticamente las plazas”.

Álvarez también ha comentado que el PSN "ha sido corresponsable en la gestión en materia de servicios sociales en otros momentos y la Ley Foral de Servicios Sociales, impulsada por UPN, se aprobó sin ningún voto en contra”.

Además, ha aclarado que el Gobierno de Navarra "es, en todo caso, el responsable de marcar las condiciones de calidad de todas las residencias: de sus infraestructuras, de sus ratios de personal, de los programas que tienen que ofrecer, de la atención sanitaria a presta. Y en cuatro años el cuatripartito no modificó el Decreto que establece esas condiciones”.

“Los contagios y los fallecimientos en las residencias no tienen nada que ver con el modelo de gestión”, ha incidido.

Álvarez ha manifestado que el Gobierno “no reconoce ni un solo error concreto”, pero “resulta evidente que ha ido tarde en el cierre de las residencias a las visitas, ha ido tarde y sigue habiendo carencias en el suministro de EPIs a los centros, ha ido tarde en la realización de tests a los residentes y a los profesionales de las residencias y ha ido tarde en la aprobación del protocolo de las residencias”.

“También han ido tarde al sectorizar los centros para separar a los residentes contagiados de los que no lo estaban y al abrir los recursos intermedios en los que han alojado a residentes con COVID confirmado, que además han abierto sin servicio médico 24 horas como requería la situación y recomienda la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología”, ha agregado.

En definitiva, ha concluido, “consideramos que la situación generada en las residencias de Navarra es debida, fundamentalmente, a que no se priorizó a las personas que viven en residencias desde un principio, sino cuando ya era demasiado tarde”.