Analizamos algunos cambios a positivo con la desescalada

Navarra Televisión
-

Una mayor intimidad, flexibilidad en los hábitos o un mayor cuidado de los mayores son algunas de las notas positivas que generará este proceso según el profesor de la UNAV, Elkin Luis.

Analizamos algunos cambios a positivo con la desescalada - Foto: NATV

Durante la desescalada ansiaremos mayor intimidad, con la búsqueda de espacios y tiempos para uno mismo; flexibilizaremos nuestros hábitos; y habrá un cambio en cómo se establecerá la confianza en las relaciones interpersonales, prefiriendo el 'cara a cara'. Estos son algunos cambios que, según el profesor de la Facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Navarra, Elkin Luis, surgirán como consecuencia del alivio del aislamiento.

El psicólogo detalla nueve transformaciones que viviremos desde la perspectiva de la psicología social, entre las que augura un aumento del gusto por practicar actividades al aire libre, la pedagogía del uso de las tecnologías -para discernir entre la información fiable frente a las fake news- o el aumento del valor de la ciencia y de la telemedicina y la 'telepsicología'.

El profesor de la Universidad de Navarra ha recordado las distintas etapas psicológicas por las que pasó la población de China y que publicó la empresa Ipsos el pasado marzo: "la incredulidad, la preparación, el ajuste, la aclimatación, la resistencia, el alivio, y finalmente el temor ante la aparición de la nueva incertidumbre marcada por las secuelas económicas que poco a poco se hacen evidentes".

Según el experto, "el cambio es lo único constante en estas etapas", que "obligan a la sociedad a poner en marcha su capacidad de adaptación como plan de choque". Unos cambios que se manifiestan de forma diferente en cada individuo. "Algunas personas podrán mostrar claramente criterios asociados con un trastorno, pero muchas otras mostrarán respuestas resistentes, o con breves síntomas o consecuencias que quedan fuera de los criterios diagnósticos. El impacto de estas situaciones puede ser sutil, insidioso o totalmente destructivo", añade.

En este sentido, señala que "la capacidad humana de simular escenarios hipotéticos nos ayuda a afrontar situaciones venideras. Es una necesidad social". Por este motivo, "las personas esperamos proyectar cuáles serán nuestras reacciones -pensamientos, conductas y emociones- ante lo que vamos a estar expuestos", indica.

El experto describe estos nueve cambios desde la perspectiva de la psicología social y hace hincapié en que "independientemente de que muchos de estos puntos se cumplan o no, todos los futuros posibles son dependientes de cómo respondemos como individuos y como sociedad a esta crisis en el hoy y en el ahora".