scorecardresearch

Los beneficios de una alimentación basada en frutas y verduras

Europa Press
-

Los beneficios de una alimentación basada en frutas y verduras - Foto: Pixabay

Por todos es sabido que una dieta sana y equilibrada es necesaria a la hora de mantener tanto el cuerpo como la mente en perfecto estado, y más ahora que estamos en otoño y las defensas tienden a bajar con la llegada del frío. La firma Juice Plus+ explica las siete principales ventajas que proporciona incluir estos alimentos a tu dieta. ¡Toma nota!

1. Eliminación de toxinas: El alto contenido de agua con el que cuentan las frutas y verduras facilita la eliminación de toxinas del organismo, a la vez que ayuda a mantener el cuerpo hidratado.

2. Alto aporte en fibra: Sus elevados niveles de fibra colaboran en la regulación del funcionamiento del intestino, corrigiendo también problemas como el del estreñimiento (que afecta a más del 10% de la población española). La fibra tiene un gran interés dietético ya que, además, posee efectos beneficiosos para la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades.

3. Fuente de vitamina C: Entre otros beneficios, la vitamina C forma una proteína importante para cuidar de la piel, los tendones, los ligamentos y también los vasos sanguíneos. Además, ayuda a sanar las heridas y forma el tejido cicatricial, repara y mantiene el cartílago, los huesos y los dientes y también interviene en la absorción de hierro. ¡No puede faltar en tu dieta!

4. Ricas en antioxidantes: Las frutas y verduras contienen altos niveles de antioxidantes que protegen frente a enfermedades relacionadas con la degeneración del sistema nervioso, cardiovasculares e, incluso, el cáncer. La Organización Mundial de la Salud ha confirmado en los últimos años los resultados de diversos estudios de investigación que ponen de manifiesto los efectos anticancerígenos de las frutas y verduras.

5. Reducción de los niveles de colesterol: Las verduras no tienen colesterol, ya que este solo se encuentra en los alimentos que provienen de animales y en los ultraprocesados. Cuanto más vegetal sea una dieta, menos colesterol malo habrá circulando por las arterias. Los expertos en nutrición aconsejan que lo ideal es consumir dos raciones de verduras al día y, al menos, 3 piezas de fruta fresca.

6. Ayudan a saciar el apetito: Debido a su elevado contenido de fibra dietética, tanto las frutas como las verduras ayudan a saciar el apetito al comer. Adicionalmente, cooperan a mantener la sensación de saciedad por más tiempo, evitando con ello que se coma entre horas.

7. Proporcionan fuerza y vitalidad: Consumir verduras y frutas también es muy recomendable a la hora de obtener energía. Al ser tan ricos en nutrientes, son alimentos que tienen la virtud de elevar los niveles de actividad.