Se recomienda el uso de la bici durante la crisis sanitaria

NATV
-

El Ayuntamiento de Pamplona recomienda el uso de la bici para realizar los desplazamientos permitidos por ser uno de los medios de transporte más adecuado durante la crisis sanitaria.

Se recomienda el uso de la bici durante la crisis sanitaria - Foto: ARCHIVO

En esta recomendación también ha tenido en cuenta la solicitud de varios colectivos y entidades de Pamplona que trabajan en favor de la movilidad sostenible que se han dirigidos estos días al Consistorio pamplonés, ha informado el Ayuntamiento en una nota.

La crisis sanitaria del coronavirus ha conllevado nuevas advertencias sobre el mantenimiento del distanciamiento social para garantizar la salud, incluido en el desplazamiento de las personas. Un desplazamiento que ha modificado el uso de los medios de transporte que venía realizándose hasta la fecha, ha indicado el Consistorio.

Por ejemplo, en Pamplona, la primera semana tras la declaración del estado de alarma para la gestión de la situación ocasionada por el COVID-19, el tráfico en los accesos y salidas por las avenidas de Zaragoza, Gipuzkoa y Baja Navarra descendió más de un 70% los días laborables y más del 80% el fin de semana frente a una semana similar de febrero.

LA BICICLETA PERMITE EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL Y NO CONTAMINA

Para realizar la sugerencia se ha tenido en cuenta que es un modo de transporte individual que facilita el distanciamiento físico, que no provoca accidentes graves de tráfico evitando así el uso de los servicios sanitarios durante estos días y que no contamina, por lo que no influye negativamente en el estado de las personas enfermas de Covid-19. En el mismo sentido, ha continuado, no genera gases invernadero que agravan la situación climática actual.

Otros datos a favor de su uso, indicados por la Red de Ciudades por la Bicicleta, son, por ejemplo, que es un modo de movilidad que genera salud física y emocional, "muy importante en estos tiempos de confinamiento y sedentarismo", y es el modo de transporte más rápido para las distancias de hasta 8 km, las más habituales en los entornos metropolitanos. Por último, es un modo de transporte económico.

LA RED PROPONE CIUDADES 30

Entre las propuestas de la red también se encuentran las de conseguir ciudades 30 y reducir los límites de velocidad. Esta idea coincide con la que recoge la nueva Ordenanza de Movilidad impulsada por el Ayuntamiento de Pamplona que entró en vigor en agosto del año pasado. De las 688 calles que configuran la ciudad, 431 tienen 30 km/h como velocidad máxima. La normativa plantea, teniendo en cuenta el apoyo a los medios de transporte sostenibles, nuevas formas de movilidad para bicicletas y patinetes y persigue aumentar la seguridad de los peatones.

Otro de los puntos que ha aprobado la Red de Ciudades por la Bicicleta en su reunión de esta semana aboga por facilitar espacios de aparcamiento seguro. En ese sentido, el Consistorio ha puesto este año en marcha la nueva de Red de Aparcamientos Públicos para Bicicletas, compuesta por módulos cubiertos, con control de accesos, videovigilados y preparados para el estacionamiento de este tipo de vehículos. Los tres primeros se instalaron en la Plaza de Toros junto a la calle Emilio Arrieta, en la zona del Complejo Hospitalario de Navarra y en la plaza Arriurdiñeta de la Txantrea (junto a la biblioteca pública).

Por último, de cara a seguir impulsando el uso de la bicicleta en el futuro, la red, coincidiendo con el Ayuntamiento, apuesta por la educación y la formación vial en el uso de la bicicleta en escuelas, institutos y para la población en general. Pamplona lo lleva a cabo a través de un acuerdo marco por el que se contratan la realización de programas formativos para aprender a circular en bicicleta de manera segura y responsable. Estos programas estarán dirigidos tanto a escolares como a personas adultas, ha concluido el Consistorio.