El regreso de los hermanos Roca

M.C.S. (SPC) - agencias
-

El Celler toma la delantera y se convierte en el primer 'triestrellado' de España en reabrir

El regreso de los hermanos Roca - Foto: David Borrat

Están acostumbrados a estar en la cabeza de pelotón y ahora no querían ser menos. El Celler de Can Roca (Gerona) se acaba de convertir en el primer restaurante español con tres estrellas Michelín que abre sus puertas tras el estado de alarma. Y lo hizo con la mayor «ilusión» del mundo, como reconoció su chef, Joan Roca, y con un equipo que ha pasado pruebas PCR y al que a diario se le tomará la temperatura.
Antes del primer servicio, el cocinero relató cómo han aprovechado estos meses para realizar «unas pequeñas reformas y una remodelación del espacio». Esos cambios les servirán para trabajar mejor y aumentar la trazabilidad del producto y se sumarán a los impuestos por la pandemia en forma de protocolos sanitarios.
Joan detalló que, de todos modos, muchas de esas prácticas de higiene ya eran habituales en el restaurante, pero que se ha incrementado la seguridad con esas PCR que ha pasado todo el equipo y a las que se sumará cada día la «prueba del termómetro», para confirmar que nadie está infectado.
Así, el chef reconoció sin tapujos que le ilusiona especialmente comprobar que las reservas siguen y que El Celler estará lleno, con lo que recuperarán «si no la normalidad, sí la actividad». Los tres hermanos mantienen, sin embargo, los dedos cruzados, «para no tener algún rebrote que obligaría a parar y que daría paso a una situación aún más preocupante».
Uno de los objetivos al abrir los primeros -también lo fueron para cerrar por la pandemia- es transmitirle ánimos y esperanza a sus compañeros de la alta gastronomía. «Había tantas dudas durante este período, sobre si vendrían los clientes y si la alta cocina seguiría teniendo sentido, que es una buena noticia ver que sí y es bonito ser pioneros en España», apuntó el mayor de los Roca.


Aliento de esperanza

El ánimo que le insufle a los profesionales del sector la apertura de este triestrellado tiene que llegarle también, según Joan, «al público gastronómico internacional, a ese foodie que verá que aquí hay normalidad y que los restaurantes abren».
La fecha para el regreso (la víspera de San Juan) se fijó por «la intuición de que se abrirían las fronteras», aunque ya eran conscientes de que llenarían antes de julio con clientes locales y gente que había reservado mesa para marzo, abril y mayo y que estaba a la espera de que les reubicasen.
Y es que, pese a ser el primer tres estrellas en abrir, Joan puntualizó  que muchos restaurantes de otros segmentos ya han subido de nuevo sus persianas estos días, colaborando de esa manera a darle una cierta normalidad al sector.
En su caso, esa certeza de que llenarían es la que les ha empujado a volver, así como la finalización de las obras con las que mejorar la excelencia de El Celler de Can Roca.
Ahora, el equipo del establecimiento quiere ofrecerle a los clientes todo lo que ha planeado durante este tiempo para sorprenderles.
«Es un mensaje de optimismo», subrayó el cocinero, quien entiende esta reinauguración como una manera de mostrarle al mundo «que la gente tiene ganas de venir» y de volver a disfrutar con la alta gastronomía española.