El riesgo de las muertes súbitas en deportistas no profesionales

Irea López (EFE)
-

El riesgo de las muertes súbitas en deportistas no profesionales

La muerte súbita asociada al deporte (MSAD) tiene un gran impacto social aunque  una incidencia muy baja en España. Un estudio revela que el 96 por ciento de esas muertes se producen en deportistas no profesionales y que suele estar asociada a una enfermedad cardiovascular silente.

Este episodio se define como la aparición repentina e inesperada de una parada cardiaca en una persona aparentemente sana. Se considera que ha sido muerte súbita asociada con el deporte cuando se produce durante la práctica deportiva o en la hora siguiente a ella.

«Mientras que los deportistas profesionales se someten a distintos controles médicos durante su vida deportiva, la mayoría de los deportistas recreacionales no realiza un examen médico previo», explica el doctor Joaquín Lucena.

Los casos de muerte súbita de deportistas son un acontecimiento con gran impacto social por ocupar los titulares de la prensa deportiva y porque es difícil entender los motivos de que una persona joven y aparentemente sana pierda la vida de manera repentina.

Afortunadamente, la incidencia de este tipo de fallecimiento es baja, concretamente del 0,38 casos por cada 100.000 habitantes al año en España. Las datos de un estudio apuntan a que al año se producen unas 167  fallecimientos repentinos vinculados a la práctica de ejercicio. Igualmente se sabe que la frecuencia es notablemente más alta en los hombres que en las mujeres.