Una 'nueva' avenida del Ejército, propuesta del Ayuntamiento

Navarra Televisión
-

El Ayuntamiento va a poner en marcha una campaña para fomentar el uso de la bicicleta o el hábito de ir andando en los desplazamientos

Una 'nueva' avenida del Ejército, propuesta del Ayuntamiento

Peatonalizar el paseo de Sarasate y liberar de tráfico su vial más cercano al Casco Antiguo, potenciar nuevos ejes ciclistas por Yanguas y Miranda y una 'nueva' avenida del Ejército o ejecutar de forma provisional acciones de los proyectos de corredores sostenibles de Labrit, Txantrea y San Jorge o de reurbanizaciones como Manuel de Falla en Milagrosa son algunas de las propuestas que ha conocido este viernes la Junta de Movilidad del Ayuntamiento de Pamplona.

El Consistorio ha presentado una serie de medidas encaminadas a impulsar los ejes ciclistas y las ciclocalles, que conectan toda la ciudad a través de corredores sostenibles, y a ampliar espacios peatonales.

Se trata así de ir adaptando la ciudad a las nuevas necesidades y a la nueva movilidad derivada de la pandemia de la Covid-19. Son acciones que se quieren poner en marcha, de forma provisional y escalonada, de manera lo más inmediata posible y que, en la mayoría de los casos, no requieren una gran inversión, ha señalado el Ayuntamiento de Pamplona en un comunicado.

Según ha indicado, esa provisionalidad quedará consolidada cuando se acometan las obras definitivas de proyectos como el del paseo de Sarasate o los corredores sostenibles de Labrit, Maria Auxiliadora (Txantrea) y Dr. Juaristi (San Jorge).

Las medidas se basan en ocho líneas de actuación: nuevos ejes ciclistas de ejecución provisional, ciclocalles, refuerzo de señalización de itinerarios, incremento del espacio peatonal, nuevos aparcamientos seguros, más espacio en pasos peatonales, una campaña de comunicación de fomento del uso de la bici o de ir andando en los desplazamientos por la ciudad y, por último, la coordinación con otras administraciones, principalmente Gobierno de Navarra y municipios de la Comarca de Pamplona.

Para fomentar esa movilidad sostenible por la ciudad ahora que se reinician los desplazamientos, el Ayuntamiento de Pamplona va a iniciar una campaña para fomentar el uso de la bicicleta o el hábito de ir andando. El lema es claro y sencillo: 'Ahora que volvemos a salir... No te encierres en el coche. Eres libre. Muévete en bici o caminando'. La campaña se visualizará en los mupis de la ciudad, en las redes sociales, y a través de publicidad online y cuñas de radio.

PASEO DE SARASATE MÁS PEATONAL

En concreto, una de las líneas de actuación está vinculada a la generación de nuevos espacios peatonales en la ciudad. En la línea de los proyectos presentados para la remodelación del paseo de Sarasate, se va a eliminar la calzada norte, la más cercana el Casco Antiguo, en el entorno de San Nicolás, y se va a pasar el tráfico del transporte urbano y del resto de vehículos que por allí pueden circular de forma restringida a la calzada sur. De esta forma, todo el paseo de Sarasate quedará peatonal.

Las modificaciones también afectarán a las calles García Castañón, Fernández Arenas, Alhóndiga o plaza del Vínculo, en las que se conseguirán también más espacios peatonales.

Igualmente, se va a ampliar en dos metros la acera sur de la calle Cortes de Navarra, donde se ubican las paradas del transporte urbano comercial, desde la calle Amaya hasta San Ignacio.

En la calla Amaya, por su parte, se estudiará a la vez que el carril bici de Labrit. Así, podría limitarse el acceso al tramo de calle comprendido entre la calle Arrieta y Baja Navarra a transporte público, ciclistas y vecinos, aumentando el espacio peatonal y ciclista y reduciendo el tráfico de paso que llega desde la cuesta de Labrit y atraviesa la calle.

Por otro lado, en Milagrosa, siguiendo la línea de la propuesta de reurbanización de la calle Manuel de Falla, se prevé cortar al tráfico su cruce con la calle Río Urrobi.

Actuaciones parecidas se quieren realizar también en Txantrea y San Jorge, donde ya están licitadas las obras de peatonalización de las calles María Auxiliadora y Dr. Juaristi, respectivamente.

LABRIT Y CONEXIÓN CICLISTA POR YANGUAS Y MIRANDA

Otra de las principales apuestas será la creación de nuevos ejes ciclistas, para conectar los existentes, en unos casos, y para habilitar nuevas rutas, en otros. En una primera fase, se impulsará de forma provisional el eje sostenible de Labrit, cuyo anteproyecto fue presentado en a la Junta de Movilidad el pasado mes de febrero.

Se prevé habilitar un carril-bici de doble sentido y segregado del tráfico, que se ubicará en la margen derecha subiendo desde la Txantrea al Casco Antiguo. Este carril quedará conectado, en la parte baja de la ciudad, con la pista-bici, también bidireccional, que transcurre paralela al río facilitando el acceso en bicicleta a la calle Marcelo Celayeta.

Por otra parte, el Ayuntamiento priorizará la creación de un carril bici en la avenida Yanguas y Miranda para posibilitar una conexión de varios ejes ciclables de la ciudad. Esta nueva infraestructura unirá el corredor sostenible de Labrit y el Paseo de Sarasate con los carriles bici de Abejeras y Milagrosa.

Además, se prevé actuar también la avenida del Ejército, donde se creará un carril bici segregado y bidireccional en la acera más próxima a Baluarte, lo que supondrá la eliminación de un carril de circulación.

En un futuro, esta vía ciclista permitirá la conexión del centro de la ciudad con la avenida Barañáin y la calle Monasterio de la Oliva, en dos ramales diferenciados, a través de la avenida Bayona. El carril bici segregado y bidireccional proyectado para la avenida del Ejército se prolongará durante todo el recorrido, que superará los dos kilómetros. Este espacio para el ciclista se ubicará junto a la acera derecha (en dirección a Barañáin) y estará protegido de la calzada mediante separadores provisionales.

Para conseguir el que será uno de los ejes ciclistas más largo de la ciudad, se eliminará un carril de circulación en aquellas vías con más de un carril para un mismo sentido de la marcha y se estrecharán en aquellas como Monasterio de la Oliva en la que hay uno para cada sentido.

Los trabajos en estos ejes, y en los posteriores previstos, tendrán en un primer momento carácter temporal. Es por ello que no se prevé acometer grandes obras. Por el contrario, se recurrirá a actuaciones blandas, como la instalación de separadores, bolardos o barreras de hormigón u otros materiales que puedan ser retiradas en un momento dado, o a través de la delimitación de espacios con pintura. Sí se prevé alguna actuación mayor enfocada a mejorar la accesibilidad a las paradas de transporte urbano en algunos de los puntos, habilitando paradas avanzadas mediante plataformas de hormigón.

A estos grandes ejes se les unirán, en caso de aportarse fondos mediante modificación presupuestaria, otras conexiones a lo largo de la toda la ciudad que irán hasta el polígono de Landaben, de forma que se pueda facilitar el acceso a las empresas asentadas en este lugar. En este sentido, se unificarán los carriles bici existentes en la avenida Barañáin y en la avenida San Jorge, con una nueva conexión para llegar hasta el polígono.

PASOS PEATONALES

Por otro lado, el Ayuntamiento de Pamplona continúa también con la planificación para adecuar los pasos peatonales de la ciudad a la Ordenanza municipal de Movilidad. En los próximos días se va a iniciar una prueba piloto en cuatro pasos de peatones de la calle Bergamín ampliando el espacio en sus cabeceras para favorecer el distanciamiento social y para aumentar la seguridad y visibilidad de quienes lo van a cruzar.

Asimismo, el Ayuntamiento está analizando los pasos peatonales regulados con pulsador que hay en la ciudad. Un trabajo que busca adecuarlos a la nueva situación y a la nueva movilidad, bien sea para anularlos y dejarlos únicamente con el conteo habitual de paso bien sea de regularlos de otra manera que favorezca la movilidad peatonal.