Las aventuras de Lucía la Llarena

Ramiro González
-

El bandolerismo visto desde los ojos del director Enrique Urbizu es el tema central de la película y miniserie de Movistar + 'Libertad'

La cantante Bebe ha sido capaz de cautivar a la crítica con su genial interpretación.

Enrique Urbizu, realizador de noir al estilo español, responsable de estupendas películas como La caja 507 y No habrá paz para los malvados, lleva ya unos años trabajando en el mundo de la televisión. Tras llegar a un acuerdo con Movistar, ha trasladado sus propuestas a la pequeña pantalla, como la serie Gigantes, que se mantiene dentro de lo que él suele hacer, una mirada concreta hacia los bajos fondos y las miserias del ser humano contemporáneo. Pero ahora se adentra en un territorio diferente. Y directamente su propuesta lleva su firma. En los créditos podemos leer, al igual que en los paneles publicitarios: Libertad de Urbizu. 

El director vasco se une a aquellos creadores que son algo más que eso, más bien auteurs, al estilo Martin Scorsese, Woody Allen, Francis Ford Coppola. Ha creado su marca propia, de tal forma que los espectadores cuando veamos el nombre, nos podemos hacer una idea aproximada de lo que vamos a encontrarnos. 

Como decía, Urbizu ha cambiado a esos policías corruptos, esos relatos de violencia descarnada por algo diferente. Aquí le añade el elemento de novela histórica, la narración de los cuentos populares, esos que se transmitían de forma oral durante siglos a la luz de las hogueras con el sonido de los bosques de fondo; solo que además encontramos el comienzo de un nuevo siglo, el principio de una nueva época que estará marcada por las innovaciones en muchos campos, entre ellos, en la manera de contar las historias. Hablamos de los comienzos del séptimo arte, el cine.

El vestuario de la ficción española está muy logrado.El vestuario de la ficción española está muy logrado.La cámara de Enrique Urbizu nos sumerge en la España de comienzos del siglo XIX, pocos meses antes de la llegada de las tropas napoleónicas a la Península. 

A través de la voz de un ciudadano británico, el relato nos cuenta los últimos tiempos de Lucía la Llanera (interpretada magistralmente por la cantante extremeña Bebe, que suena con fuerza para los Goya del próximo año), una mujer que lleva entrando y saliendo de la cárcel toda su vida, la cual está marcada por el bandolerismo, pero también por unas grandes ansias de libertad, de hartazgo de los reyes despóticos y de los políticos corruptos. 

'El aceituno'

Una época marcada por las revoluciones en Francia y en Estados Unidos. Porque como bien recuerda el personaje del Aceituno, «Nosotros no hemos nacío pa’ser sembraos ni recogíos». El ser humano tiene una dignidad intrínseca a su condición que ya ha sido pisoteada durante demasiado tiempo.

La cantante extremeña suena con fuerza para ganar un Goya. La cantante extremeña suena con fuerza para ganar un Goya. Lucía, su hijo Juan, Jorge, El Aceituno, Pedro Urquijo. Personajes que componen un retablo social y político de una época concreta y que sirven como vehículo para que el director rinda un homenaje al western, la épica americana trasladada a nuestros paisajes y a nuestro paisanaje. 

De hecho, Libertad es un proyecto de puro análisis cinematográfico referido fundamentalmente a la forma en que se concibe el cine, ya que se puede disfrutar tanto en miniserie de cinco episodios que dura 206 minutos como en una película que se encontraba hasta hace muy poco en cines con una duración de 135 minutos. 

La intención es meridianamente clara, porque la historia es exactamente la misma, pero está contada de una manera muy diferente, de forma que lo interesante aquí es que el espectador haga el ejercicio completo, vea las dos propuestas y elija de qué forma considera que está mejor. 

Por parte de quien esto escribe, solo queda decir que es un magnífico trabajo de guion, de puesta en escena, y que es una gran aventura al más puro estilo de John Ford. Puede verse en Movistar + la serie completa.