Policía Foral sanciona más de un centenar de infracciones

Navarra Televisión
-

Los agentes tuvieron que acudir a Oricáin, donde se había congregado un grupo de hasta 25 personas haciendo botellón. Ante la llegada de la policía salieron corriendo por el monte.

Policía Foral sanciona más de un centenar de infracciones - Foto: POLICÁA FORAL

La Policía Foral ha interpuesto este fin de semana 111 denuncias relacionadas con infracciones en materia de normativa anti Covid: 51 por botellón, 22 por incumplimientos de aforo tanto en el ámbito privado como en la vía pública, 17 por incumplimientos del toque de queda, 11 por no usar mascarilla o hacerlo incorrectamente, cinco por incumplimiento de las medidas de confinamiento perimetral, tres por fumar en vía pública y dos por incumplimiento de aforo y horarios en bares, restaurantes o cafeterías.

Además, patrullas de la Policía Foral han acudido a 19 requerimientos ciudadanos para mediar y comprobar el cumplimiento de la normativa anti Covid.

El viernes se acudió a Oricáin (por un grupo de 25 personas haciendo botellón, se dispersan por el monte a la llegada de las patrullas y se retiran bebidas), Huarte (por vehículos incumpliendo medidas y realizando carreras, donde se controlaron varios vehículos), Ansoáin (un grupo de jóvenes haciendo botellón en edificio abandonado donde se realizaron varias denuncias), Cordovilla (concentración de jóvenes en vehículos), San Adrián (fiesta en un corral donde se denunció a los participantes), Zurucuáin (personas en la sociedad del pueblo que fueron propuestas para sanción) y en Campanas (denunciados nueve jóvenes, cinco chicos y cuatro chicas, tres de ellas menores, dando el aviso a sus padres).

El sábado se movilizaron recursos por posibles incumplimientos anti Covid a Lapoblación, Pamplona (3), Mutilva y Alzuza (para comprobar el cumplimiento de medidas sanitarias), Villava (grupo de jóvenes en una campa junto al cementerio haciendo botellón después de que la Policía Municipal solicitara apoyo), Zizur Mayor y Tudela (grupo de jóvenes haciendo botellón), Cadreita (posible incumplimiento de medidas sanitarias en bar de la localidad, en el que estaba todo correcto), Murieta (grupo de unas 30 personas bebiendo en la calle con 28 denunciadas) y Marcilla (por una pelea entre vecinos; se medió entre las partes y se les denunció por incumplir el toque de queda).