scorecardresearch

Sin vaquillas ni comidas populares y reuniones limitadas

Navarra Televisión
-

Esta medianoche han entrado en vigor las nuevas medidas para hacer frente al avance de la pandemia en Navarra, aunque no el toque de queda como pretendía el Gobierno foral después de que la Justicia lo tumbara por falta de justificación.

Ya está en vigor la Orden Foral de la consejera de Salud que regula las nuevas medidas de prevención frente a la covid-19 que limita a 10 personas en exteriores las reuniones y prohíbe comidas populares, kalejiras y encierros hasta el día 29.

Estas restricciones han sido autorizadas por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) hoy, que sin embargo ha denegado el toque de queda que ente las 01:00 y las 06:00 horas había planteado el Gobierno de Navarra por el riesgo epidemiológico muy alto en incidencia acumulada a 14 días (más de 250 casos por 100.000 habitantes) y a 7 (más de 150 casos por 100.000 habitantes).

Sin vaquillas ni comidas populares y reuniones limitadas Sin vaquillas ni comidas populares y reuniones limitadas - Foto: Jesús Diges

Aunque el TSJN reconoce que el toque de queda permitiría impedir eventos con múltiples contagios asociados fundamentalmente al ocio nocturno, señala que no se ha motivado de manera suficiente, requiriendo informes que individualicen la situación epidemiológica de cada localidad afectada.

Por su parte el Gobierno de Navarra sigue considerando esta medida “imprescindible” en el momento actual por lo cual ha avanzado que emitirá una nueva Orden Foral especifica con esta medida y con la motivación y justificación requerida por el TSJN para que pueda entrar en vigor este viernes.

La Orden Foral con el resto de medidas autorizadas entrará en vigor a partir de esta medianoche.

La norma limita las reuniones en espacios públicos a un máximo de 10 personas no convivientes, mientras se recomienda que no se supere este número en espacios privados ni que, en este ámbito, se rebasen las tres unidades convivenciales.

Además no se permiten la celebración de pasacalles o kalejiras, comidas populares y espectáculos taurinos en espacios no catalogados como plazas de toros.

El Departamento de Salud considera que las medidas son “el mínimo imprescindible” para garantizar la protección de la comunidad e intentar recuperar el equilibrio después de “una descompensación iniciada a principios de julio ligada al aumento de la movilidad e interacción social en actividades de ocio y al relajamiento de las medidas preventivas individuales”.

A ello suma el impacto de la variante delta del virus, responsable de casi el 90% de los contagios y que presenta una transmisibilidad muy alta.

Se busca por ello con estas medidas cortar la cadena de contagios y rebajar las incidencias de la Comunidad a la vez que se ha elaborado con la idea de que tenga la mínima afectación posible en la vida social, económica y emocional de la ciudadanía y sectores de Navarra.

A nivel hospitalario, 65 personas permanecen ingresadas -11 de ellas en la UCI- en Navarra, lo que supone que la ocupación se ha duplicado en apenas una semana.

El Departamento de Salud insiste en la necesidad de seguir manteniendo las medidas individuales de protección: la distancia interpersonal de un metro y medio y uso de mascarilla cuando se coincide con personas no convivientes en espacios cerrados o si no es posible mantener esa distancia en espacios abiertos.

Asimismo, para las personas con primer resultado negativo en una PCR, se recomienda extremar las precauciones y limitar al máximo la interacción social, además de otras medidas de protección y prevención, al tiempo que se recalca la importancia de someterse a esa segunda prueba según la cita prevista.

En ese sentido, aun no exigiéndose por protocolo el autoaislamiento estricto, se aconseja el cumplimiento de una serie de medidas preventivas: estar atento a la aparición de síntomas, y si comienzan, acudir o llamar a un centro sanitario, evitar el contacto con personas vulnerables y con personas no vacunadas, usar la mascarilla en los encuentros con otras personas y no acudir a actos o reuniones social

Por otra parte, se reitera el requerimiento para evitar las situaciones que presentan un alto riesgo de contagio, como son los eventos supercontagiadores, relacionados con distintas celebraciones sociales y de ocio y que han dado lugar a numerosos brotes en toda la geografía foral.