La contaminación del aire urbano en Pamplona cae un 54%

Navarra Televisión
-

El descenso de los niveles de contaminación en Pamplona es de un 54% de media entre sus 3 estaciones de medición, siendo la reducción del NO2 del 53% en la estación de tráfico de la Plaza de la Cruz, la que habitualmente alcanza niveles más elevados.

La contaminación del aire urbano en Pamplona cae un 54%

A nivel general, en el resto de España, entre las principales conclusiones del informe 'Efectos de la crisis de la COVID-19 sobre la calidad del aire urbano en España', destaca que desde la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo se ha producido una "reducción drástica" de los niveles de contaminación atmosférica por NO2 en las principales ciudades españolas, reducción que se ha cuantificado en un 58% de los niveles de contaminación habituales en estas fechas durante la última década.

Según añade, "la mejora de la calidad del aire está siendo general, tanto en los centros de las ciudades como en las periferias urbanas, al igual que son generales las medidas de limitación de la circulación adoptadas". Tampoco, expone, se aprecian diferencias significativas entre las diversas prórrogas del estado de alarma, en las que se han aplicado restricciones de diversa intensidad, si bien la caída de la contaminación ha sido algo superior en el promedio del mes de abril (60%) que en la segunda quincena de marzo (55%).

Los niveles de NO2 registrados durante el estado de alarma son los más bajos para los meses de marzo y abril de la última década en todas las ciudades analizadas. Se mantienen además muy por debajo del valor límite legal y la guía anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando en las estaciones de tráfico dicho umbral se supera frecuentemente, especialmente en el mes de marzo.

Indica el informe que "territorialmente se aprecia una menor reducción de la contaminación en las ciudades de la cornisa cantábrica, debida quizás a factores meteorológicos no bien precisados". En cambio, las ciudades del litoral mediterráneo son las que más han rebajado los niveles de NO2, hasta concentraciones en ocasiones propias de estaciones rurales de fondo.

Las mayores reducciones se habrían producido en las ciudades de Alicante (72 %) y València (69 %), y las menores en Oviedo (42 %) y Zaragoza (45 %). Madrid ha rebajado los niveles de NO2 el 59 % y Barcelona el 62 %, de promedio. Las redes de medición de las ciudades son muy dispares, por lo que sus datos no pueden compararse con completo rigor, añade.