Precaución ante la apertura de las fuentes de agua

Navarra Televisión
-

La Mancomunidad de la Comarcar de Pamplona ha remitido medidas de precaución ante la apertura de fuentes de agua cerradas durante el invierno, aunque garantiza la calidad en aguas tratadas, como es el agua de grifo.

Precaución ante la apertura de las fuentes de agua - Foto: ARCHIVO

La MCP recuerda que la ley atribuye al Ayuntamiento o a las entidades que gestionan los espacios deportivos y de ocio la responsabilidad de asegurar la calidad del agua en las fuentes públicas instaladas en una localidad.

En ocasiones, determinados factores pueden llegar a alterar la calidad del agua de las fuentes públicas, lo que puede llevar a incumplimientos de la legislación.

Estos factores son, principalmente, la instalación en lugares inapropiados o alejados de la red general de distribución, el empleo de materiales no aptos o la reapertura de las fuentes en primavera tras su desactivación en invierno.

Por ello, para aquellas fuentes que han estado cerradas durante el invierno, la MCP recomienda, antes de su puesta en servicio, dejar correr el agua abundantemente con el fin de que se renueve toda el agua de la tubería.

En el caso del diseño e instalación de nuevas fuentes públicas se recomiendan, entre otras, medidas como emplear tuberías de calidad alimentaria; colocar las fuentes en lugares próximos a la red general de distribución; y no conectar las fuentes a redes de riego.

También, evitar las fuentes ornamentales que resulten difíciles de desmontar y desinfectar en caso de necesidad; y facilitar, mediante el diseño de la fuente y el espacio circundante, la accesibilidad de las personas con discapacidad.

Para informar sobre estas medidas, la MCP está remitiendo a los ayuntamientos y entidades deportivas y de ocio de la Comarca de Pamplona una carta y un folleto con todas las recomendaciones de modo que el agua se pueda mantener en las mismas condiciones en las que se suministra desde la Mancomunidad.

Por otra parte, la MCP recuerda que no existe presencia del coronavirus en aguas tratadas, por lo que su transmisión está totalmente descartada.

Las prácticas de desinfección que tienen lugar en las potabilizadoras que dan servicio a la Comarca de Pamplona "aseguran un adecuado nivel de protección de las aguas de consumo ante este virus", por lo que el agua del grifo "sigue siendo saludable y puede seguir consumiéndose como siempre, pues su calidad está garantizada", zanjan.