Miller llega lanzado

Agencias
-

Las Ducati serán el referente en Mugello, mientras que las Yamaha intentarán seguir su estela

Miller llega lanzado - Foto: STEPHANE MAHE

Las Ducati llegan lanzadas a casa. Con los pilotos de la marca transalpina como referente, se presume un bonito duelo con los representantes de las Yamaha, en particular el líder del Mundial, Fabio Quartararo. Pero es el australiano Jack Miller (Ducati) quien llega al Gran Premio de Italia de MotoGP más motivado que nunca y es así por varios motivos, pues además de su doble victoria consecutiva en las dos últimas carreras, «trae en el bolsillo» la renovación por una temporada más, hasta finales de 2022, con el equipo Ducati de fábrica.

Aunque es cuarto en la clasificación, el ‘aussie’ parece ser el piloto más en forma de la categoría, pues ha conseguido imponer su pilotaje y la velocidad de su Desmosedici GP21 tanto en condiciones de seco como de mojado.

A pesar de un inicio de temporada que no se le dio demasiado bien , pues acabó noveno en las dos primeras citas de Qatar y cosechó su primer ‘cero’ de la temporada en la tercera carrera de la temporada, el circuito portugués de Portimao, Jack Miller ha sabido sobreponerse a la adversidad para dar un alto de calidad a todos los niveles, lo que seguramente le ha valido la renovación una temporada más.

Miller es uno de los valores más en alza de esta temporada recién comenzada, aunque no el único pues, aunque solo sea por su clasificación en la tabla, por delante de él se encuentran Quartararo -el único que como él ha conseguido dos victorias consecutivas en este arranque de campeonato-, además de su compañero de equipo, el italiano Francesco ‘Pecco’ Bagnaia, y el también corredor de Ducati, el francés Johann Zarco.

El trazado de Mugello, con su ‘larguísima’ recta, es uno de los feudos más favorables para los pilotos de Ducati, que además tienen en él su trazado de pruebas, por lo que tanto Bagnaia, que ha sido líder efímero del Mundial, como Miller, deben contar en todas las quinielas de apuestas, como también el propio Zarco, quien a pesar de estar en una escudería satélite como es la de Pramac, cuenta con el respaldo oficial de fábrica y una moto casi igual que la de los oficiales.

La altísima velocidad de la Ducati que en Mugello es donde más récords de velocidad establece, es también una ventaja añadida para los representantes de Borgo Panigale, que en este trazado de la Toscana cuenta con una ventaja, aunque tras un año sin correr allí, el estado del asfalto será una incógnita.