Pamplona 'libera' fotografías y vídeos del confinamiento

Navarra Televisión
-

El Ayuntamiento de Pamplona pondrá a disposición de la ciudadanía esta noche, a las 00 horas, los documentos gráficos que están configurado la memoria del confinamiento en la ciudad.

Pamplona 'libera' fotografías y vídeos del confinamiento - Foto: Ayuntamiento de Pamplona

Las calles y plazas de la ciudad, las actividades de sus vecinos, la vida natural, la propuesta de ocio colectivo... se plasman en archivos fotográficos y audiovisuales que está recogiendo el Archivo Municipal través de la iniciativa #Pamplonasequedaencasa2020.

Esos materiales, y los que se la ciudadanía siga mandando en las próximas semanas, servirán para no olvidar cómo era y que hacía Pamplona en la pandemia y para explicar a las generaciones futuras cómo se está viviendo este episodio histórico, tanto confinamiento, como desescalada, ha informado el Consistorio en una nota.

La Fototeca de Pamplona tendrá disponibles esta noche 148 registros más, en este caso consultables bajo la etiqueta Covid-19 (de ellos 31 son archivos multimedia y el resto, 117, fotografías). Los registros del confinamiento se abren al mundo esta noche 'en proceso', porque la iniciativa de recogida seguirá activa para ir dando detalle también de la recuperación de la normalidad, ha añadido.

Esta será en 2020 la contribución, deliberadamente on line, del Archivo Municipal de Pamplona y de 45 ciudadanos, entidades y asociaciones no sólo a la memoria de la ciudad, sino también a la celebración, este martes, del Día Internacional de los Archivos.

Según la Declaración Universal sobre los Archivos, aprobada en la Asamblea General del Consejo Internacional de Archivos (Oslo, septiembre de 2010), "los archivos custodian decisiones, actuaciones y memoria". "Los archivos conservan un patrimonio único e irremplazable que se transmite de generación en generación. Los documentos son gestionados en los archivos desde su origen para preservar su valor y su significado".

La iniciativa de recoger imágenes sobre el confinamiento y la desescalada para presentárselas a futuras generaciones es un movimiento que se está produciendo a nivel nacional en una corriente que apuesta por abrir la construcción de la memoria a los documentos populares, valiosos también y complementarios de los administrativos. El proceso lo inició el Archivo Municipal de Málaga y a él se fueron sumando muchos otros de entidades locales o provinciales de tamaños diversos. Pamplona se unió hace hoy dos meses a una iniciativa que busca mosaico final caleidoscópico y de amplio espectro.

EL DR. ARAZURI TAMBIÉN LLEVA MASCARILLA

Los temas que se reflejan en lo recogido por el momento en el Archivo Municipal de Pamplona, ha indicado el Consistorio, son tan amplios y tan cercanos como lo es la vida vecinal y doméstica, y la óptica del que mira.

Celebraciones de cumpleaños, conversaciones entre vecinas de balcón a balcón o la hora del aplauso a los sanitarios, tanto en edificios de viviendas, como en el exterior del Complejo Hospitalario. Pero también las tardes de repostería casera, la presentación de un relato literario, la confección de mascarillas o niños haciendo en casa la tarea escolar. Nada de esto sonará ajeno a quienes han estado confinados.

También tiene su espacio la ciudad física, las calles y plazas desiertas o la recuperación de la vida natural, con imágenes como la del ganso que se pasea por Mendilorri a sus anchas, las estatuas equipadas con Epis -como el Dr. Arazuri con mascarilla- o la riqueza del tejido social plasmada en las entidades promotoras de diversas iniciativas on line, desde la tuna de antiguos alumnos de Derecho, a escolanías, cofradías o escuelas de música.

Son temas comunes y, a la vez, decenas de miradas distintas que están construyendo un relato gráfico del confinamiento para quienes no hayan sido partícipes, una de las misiones objetivas de los archivos ya que, como reitera la declaración por el Día Internacional, estas entidades "juegan un papel esencial en el desarrollo de la sociedad contribuyendo a la constitución y salvaguarda de la memoria individual y colectiva".

Pero, además, el libre acceso a los archivos, según los firmantes del texto, enriquece el conocimiento de la sociedad, promueve la democracia, protege los derechos de los ciudadanos y mejora la calidad de vida. Los documentos son fuentes fiables de información que garantizan la seguridad y la transparencia de las actuaciones administrativas, ha concluido el Ayuntamiento.