550.000 euros para llevar a Oroz-Betelu nueva depuradora

Navarra Televisión
-

La infraestructura se ubicará junto a la carretera NA-2040 e integrará el actual tanque de decantación que dispone la localidad.

Plano de la ubicación donde se construirán la depuradora de Oroz-Betelu y la estación de bombeo - Foto: Cedida

La sociedad pública NILSA, adscrita al Departamento de Cohesión Territorial, tiene previsto construir una nueva depuradora en Oroz-Betelu, que entrará en funcionamiento en 2021 y tendrá un coste de 550.652,67 euros, financiado mediante el canon de saneamiento.

El equipo del área de proyectos de la sociedad pública ha presentado al ayuntamiento de la localidad el proyecto que, además de la instalación de la depuradora, incluye la ejecución de una estación de bombeo para conducir las aguas hasta la nueva instalación.

La depuradora se ubicará en una parcela situada en el kilómetro 8,5 de la margen derecha de la carretera NA-2040, que linda, por un lado, con la propia vía y, por el otro, con el embalse de Itoiz, ha informado el Ejecutivo foral en un comunicado.

El proyecto se empezará a construir antes de final de año, con una duración de 6 meses, y permitirá tratar un caudal medio de 0,69 litros por segundo (60 m3/día), con un máximo admisible en la planta de 4,84 litros por segundo. No se prevén posibles problemas de colmatación ya que el caudal punta que se produce en episodios de tormentas o fuertes lluvias está previsto en 1,66 litros por segundo.

Este proyecto se enmarca en el plan de NILSA de dotar de estaciones depuradoras a todas las localidades de menos de 200 habitantes, aunque ya dispongan de instalaciones primarias de depuración. En la actualidad, únicamente el 1,81% de la población navarra no cuenta con un sistema de saneamiento completo.

Según ha indicado el Ejecutivo, "se trata de poblaciones muy dispersas y su impacto sobre el medioambiente es muy leve, ya que se trata vertido doméstico, en el que no existe carga industrial nociva, sino únicamente orgánica".

Oroz-Betelu, que cuenta con 153 habitantes censados y se sitúa en la comarca del Prepirineo, dispone desde 2004 de un tanque de decantación Imhoff para depurar sus aguas residuales. El nuevo proyecto dotará a la localidad de un sistema de depuración completo y prevé la construcción de una estación de bombeo junto al tanque actual, desde donde se impulsará el agua hasta la nueva estación depuradora.

El trazado se realizará por la acera peatonal de la margen derecha de la NA-2040. En esta misma zanja se instalarán la tubería de acometida eléctrica y de abastecimiento. Los puntos de conexión de estos dos servicios han sido determinados por la compañía eléctrica suministradora en la zona y por el Ayuntamiento de Oroz-Betelu, respectivamente.

EXTENSIÓN DEL SISTEMA DE DEPURACIÓN

El sistema de depuración se basará en un filtro biológico con una decantación primaria y secundaria. El decantador constituye la depuración primaria, es decir la primera etapa que atraviesa el agua para irse limpiando. Tiene como objetivo eliminar, por efecto de la gravedad, los sólidos suspendidos de las aguas residuales. Estos sólidos son en su mayoría materia orgánica y se denominan floculantes o fango primario.

El agua pasa posteriormente a los decantadores secundarios, más grandes que los primarios, donde se garantiza la eliminación total de floculantes.

El actual tanque Imhoff de la localidad se utilizará como elemento de seguridad. En caso de que el sistema de bombeo alivie el agua pasará por este tanque, de tal forma que al menos el agua tenga una decantación previa a su vertido al río Irati. Además, se dispondrá de un sistema de telecontrol que permitirá tener conocimiento inmediato de cualquier avería o alarma, que serán atendidas en un plazo máximo de 24 horas.

Por otra parte, los técnicos de mantenimiento visitarán dos veces por semana la instalación para realizar su supervisión, inspección del estado general, retirada de residuos y basura, así como labores de jardinería. Los fangos retirados de la instalación serán tratados en una depuradora mayor, como sucede en todas las instalaciones de tamaño pequeño dado el bajo volumen que se produce.