scorecardresearch

Navarra se sitúa en niveles bajos de incidencia por Covid

Navarra Televisión
-

Salud Pública confirma la tendencia a la estabilidad en niveles bajos de la incidencia del COVID-19 en Navarra. Se situó en 21 casos por 100.000 habitantes la semana pasada

Estabilidad en niveles bajos de incidencia covid en Navarra - Foto: Jesús Diges

El último Informe Epidemiológico del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra confirma la tendencia, ya apuntada en las semanas previas, a la estabilidad en niveles bajos de la incidencia de infecciones por COVID-19, que se mantiene en la semana del 4 al 10 de octubre en 21 casos por cada 100.000 habitantes, tras haberse confirmado en ese período 136 casos de esta enfermedad por PCR o antígeno.

Este número de casos supone un descenso, que el informe califica de "no significativo" de un 15% sobre la semana previa (27 de septiembre a 3 de octubre), cuando las pruebas diagnósticas detectaron un total de 163 casos (25 por 100.000 habitantes); cifra que, a su vez, supuso un ligero incremento, asimismo no significativo, del 14% sobre la anterior semana (20 a 26 de septiembre), cuando se registraron 143 casos (22 por 100.000 habitantes).

Según ha destacado el Ejecutivo, Navarra continúa siendo una semana más y desde el 17 de septiembre de 2020, la comunidad autónoma que más pruebas diagnósticas de COVID-19 realiza en relación con su población: 1.880,29 por mil habitantes, según la estadística oficial del Ministerio de Sanidad. La media estatal se sitúa en las 1.273,93 por cada mil habitantes.

VACUNACIÓN EN ZONAS RURALES

Por otra parte, Salud continúa, durante todo el mes de octubre, administrando vacunas en las zonas rurales del Área de Pamplona a las personas que están en seguimiento. Se ofrece vacunarse a las personas que han pasado la enfermedad o que no han contestado a las llamadas. Estas personas reciben una llamada telefónica de la profesional de enfermería que se desplaza a las zonas rurales para ofrecerle la vacunación e informarle del lugar asignado por la zona básica para recibirla, en horario de 9 a 15 horas. También se vacuna a aquellas personas que acuden sin cita. Entre el 4 y el 11 de octubre, se había vacunado mediante este sistema a un total de 230 personas del total de las distintas zonas básicas a las que acude Salud para vacunar.

Así, Salud acude a vacunar cada día de la semana del mes de octubre a una zona rural del Área de Salud de Pamplona: los lunes a Tafalla, los martes a Peralta, los miércoles a Sangüesa, jueves a Santesteban y viernes alternará entre Irurtzun y Alsasua.

En cada zona rural se vacuna a las personas de varias zonas básicas de Salud: en Tafalla, se vacunará a las personas de las zonas básicas de Cascastillo, Artajona, Tafalla y Olite; en Peralta, solo Peralta; en Sangüesa, las zonas básicas de Isaba, Salazar y Sangüesa; en Santesteban, para las zonas básicas de Lesaka, Elizondo y Santesteban; y en Irurtzun a las zonas de Alsasua, Leitza y Etxarri Aranatz, e Irurtzun.

Por su parte, para la población de Pamplona y comarca permanece abierto el centro de FOREM en Mutilva, en el que prosigue la posibilidad de recibir la vacuna sin necesidad de reservar fecha previamente (con horario de 8,30 a 19 horas). En el Área de Tudela, en el Hospital Reina Sofía la vacunación se administra tanto con cita como sin ella (de 8.30 a 19 horas), y en el Área de Estella la actividad vacunal se centraliza en el Hospital García Orcoyen y se administra con cita, en horario de 15 a 17 horas.

IMPORTANCIA DE LA VACUNACIÓN Y MEDIDAS PREVENTIVAS

Pese a la incidencia de infecciones "estable en niveles bajos", el Informe Epidemiológico de Salud Pública recuerda que "todavía se mantiene circulación del COVID-19, por lo que son necesarias algunas medidas preventivas por parte de la población".

Mientras exista evidencia o sospecha de circulación del COVID-19 u otros virus respiratorios, ha indicado que cada persona debe poner los medios para evitar contagiarse y transmitir la infección, combinando las siguientes medidas: la distancia física interpersonal de más de metro y medio minimiza el riesgo de transmisión; cuando no puedan mantenerse estas condiciones debe utilizarse mascarilla; se debe mantener el uso de la mascarilla en situaciones en las que se coincide con personas no convivientes habituales, en espacios cerrados o en espacios abiertos si no se mantiene la distancia interpersonal; y la vacunación completa, que "reduce mucho el riesgo de presentar enfermedad grave, y moderadamente el riesgo de infección ante un contacto con un caso".