"Cansancio, temor y dudas", entre los médicos navarros

Navarra Televisión
-

El colectivo médico de Navarra, tras superar los peores momentos de la crisis del coronavirus, se dice "cansado, afectado anímicamente" y con "temor" también hacia el futuro inmediato.

Así lo interpreta el Sindicato Médico de Navarra (SMN) tras realizar la pasada semana una encuesta entre los facultativos de la Comunidad con "un gran número de respuestas" recibidas, sin detallar su cifra, desde el ámbito hospitalario (43,8 %) y desde la Atención Primaria (42,5 %).

Así, más del 85 % de los encuestados declaran no haber dispuesto de material de protección suficiente en cantidad o calidad, lo que el 8,3 % de ellos comunicó por escrito a sus responsables, ha explicado el SMN en una nota.
- Foto: ARCHIVO
En cuanto a su situación respecto a la COVID-19, un 8 % de los encuestados se había infectado, pero más del 28 % ha declarado no saber si había o no pasado la infección y un 11,3 % dice que sí sospechaba haberla pasado, pero no puede demostrarlo.

Así, el 95 % había sido sometido a algún tipo de prueba diagnóstica, la mayoría mediante un test rápido (83,3 %) y más de la mitad con PCR.

Sin embargo, la confianza en las pruebas diagnósticas se ha demostrado dispar, pues mientras la mayoría considera "muy fiables" la PCR o el ELISA, solo un 1,73 % cree el test rápido "bastante fiable" y nadie lo reconoce "muy fiable", frente a un 85 % de los encuestados que califican ese test como "poco o nada" fiable.

Según las respuestas, un 21,5 % de los facultativos navarros precisó aislamiento o baja laboral y de ellos un 15,6 % tuvo problemas con los trámites necesarios y casi un 24 % tuvo dificultades para que su baja o cuarentena fuera considerada accidente laboral.

Los profesionales considerados como "sensibles" ante COVID-19, con un riesgo elevado por sus circunstancias personales o enfermedades previas (18,7 %) o que consideraban que, sin cumplir los criterios del Ministerio de Sanidad, deberían haber sido considerados como tales (13,8 %) se muestran "muy satisfechos" con la comprensión de sus jefes ante su situación de riesgo.

Sin embargo, están "poco conformes" con la actuación del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y "muy disconformes" con la información que habían recibido sobre sus derechos laborales y las dificultades con los trámites necesarios.

En cuanto a su labor, un 65 % de los médicos ha realizado trabajo por encima de su jornada y el 47,6 % de ellos han realizado este exceso dentro de sus unidades con la prolongación de jornada, mientras que el 38,5 % lo ha hecho en unidades COVID y el 26,6 % ha cubierto además el trabajo pendiente por bajas de sus compañeros.

El SMN considera que "lo más llamativo" es que al 35,6 % de los que han respondido la encuesta no les han retribuido el exceso de trabajo y ese porcentaje podría ser mayor, ya que el 27,5 %, en el momento de cerrar la encuesta, aún no había comprobado su nómina.

En cuanto a otros aspectos, la encuesta revela que la mayor parte de los facultativos se ha sentido útil estas semanas, pero "cansado y afectado anímicamente", de forma que un 25 % ha sentido "bastante miedo" y se ha visto "bastante sobrepasado", y "en general, no se han sentido protegidos, ni bien dirigidos".

En cuanto a sus perspectivas de futuro y posibilidad de un nuevo rebrote, valoradas de forma cualitativa, los facultativos muestran una "extraordinaria confianza en sus compañeros, que contrasta con la escasa credibilidad que les merecen los gestores".

De cara al futuro dicen no sentir "seguridad" por la "claridad de los protocolos, la preparación de la organización y la suficiente disponibilidad de recursos, incluidos los medios de protección individual".

Con todo ello, el Sindicato Médico de Navarra extrae diversas conclusiones, como que "no se ha contado con los médicos en esta crisis", no han recibido los medios de protección necesarios. Especialmente en las primeras fases de la crisis, la carencia y temen, en un posible rebrote de la enfermedad, "no contar con los medios de protección y recursos necesarios".

"Los protocolos de actuación eran, en general aceptables o buenos en cuanto a accesibilidad, actualización y contenidos, pero la opinión sobre su sencillez y aplicabilidad era mala", dicen para criticar los "bandazos" en las indicaciones del Ministerio de Sanidad, como ejemplifican en la obligatoriedad de usar mascarillas.

Sobre las pruebas de detección de la enfermedad a los profesionales, creen "imprescindible" conseguir su eficaz diagnóstico y lamentan que "despreciar selectivamente las oportunidades que ofrecen diversos laboratorios de Navarra es un lujo político que los facultativos no podemos permitirnos".

La falta de información ha sido la principal crítica de los facultativos del colectivo vulnerable ante COVID-19, mientras que el respaldo a sus jefes inmediatos es también mayoritario, "muy lejos del trato que han recibido de la Administración", aseguran.

"Los facultativos nos hemos sentido cansados, afectados anímicamente y hemos tenido miedo. Un temor que se extiende al futuro inmediato. Dudamos de la capacidad de la organización. No confiamos en nuestros gestores, ni en los recursos disponibles, pero tenemos una enorme fe en nuestros compañeros, sin duda merecida a la vista de los resultados de esta encuesta", zanjan desde el Sindicato Médico de Navarra.