Navarra plantea cuatro escenarios para la vuelta al cole

Navarra Televisión
-

El departamento de Educación del Gobierno foral prevé cuatro escenarios para el próximo curso escolar en Navarra, dependiendo de la situación sanitaria generada por el Covid-19.

En los dos primeros, la enseñanza será presencial, mientras que en el tercero se refuerza la no presencial y el cuarto prevé el cierre de los centros.

El consejero de Educación del Ejecutivo, Carlos Gimeno, ha ofrecido este martes una rueda de prensa, junto a la directora general de Recursos Educativos, Begoña Unzué, para informar del plan de contingencia frente al Covid-19 para el próximo curso escolar 2020-2021.

En su intervención, el consejero ha señalado que el desarrollo del curso próximo es "imprevisible" dado "el desconocimiento de la evolución de la pandemia". Por ello, ha comentado que es "imprescindible" prever varios escenarios para dar "las mejores respuestas" según la situación epidemiológica.

Navarra plantea cuatro escenarios para la vuelta al coleNavarra plantea cuatro escenarios para la vuelta al cole

Gimeno ha señalado que se busca "facilitar la gestión y la planificación a los centros" y "garantizar la seguridad del personal empleado y alumnado". Ha detallado así que en Educación Infantil y Primaria se van a definir grupos estables de convivencia del alumnado, con un máximo de 25 alumnos y el equipo docente, "que estarán aislados del resto de grupos". Ahí, el movimiento dentro del aula es libre.

En el caso de los alumnos de Infantil no es obligatorio el uso de mascarilla y en Primaria tampoco dentro del grupo de convivencia pero sí fuera cuando no se pueda mantener los 1,5 metros de distancia social. "En el resto de etapas, sí es obligatoria la mascarilla cuando no se puedan mantener los 1,5 metros y no será necesaria cuando estén sentados en sus pupitres con dicha distancia", ha precisado, para añadir que entre el profesorado es voluntario su uso "cuando estén en los grupos". En el transporte escolar, es obligatoria desde los 6 años.

Se han programado cuatro escenarios diferentes de enseñanza dependiendo del nivel sannitario. Así en el primer escenario, se garantiza la actividad presencial en todas las etapas y cursos; en el segundo, con presencia de un brote, se mantiene la enseñanza presencial; en un tercer escenario se refuerza la enseñanza no presencial y finalmente en el cuarto hay un cierre total de los centros educativos.

El comedor se suprime en los escenario 2, 3 y 4, pero en el caso de las familias desfavorecidas con derecho a ayudas de comedor y que residen en la localidad del centro podrán recoger el menú los días que hubiera habido comedor. Si viven en otra localidad distinta al centro escolar se les facilitaría un bono con la cuantía de comedor. Con presencia de comedor en los colegios, habrá turnos y habrá distancias entre los grupos estables.

La directora general, Begoña Unzué, ha precisado que "cada centro pueda adaptar el plan para que haya entradas escalonadas al centro, que no haya contactos entre unos sectores y otros". "Las salidas al patio serán aisladas y a la calle igual", ha expuesto, para incidir en que las plantas del edificio "tengan el menor contacto posible para evitar posibles contagios".

En cuanto a la educación física, ha señalado que se impartirá esta asignatura en los escenarios 1 y 2, pero "habrá que adaptarla". En cuanto a excursiones o viajes, la directora general ha comentado que "hay que esperar a que se vayan determinando las pautas sanitarias".

Sobre la conveniencia o no de que la jornada escolar sea continua, Unzué ha señalado que "en la situación 2 la jornada pasa a ser continua, mientras que en la 1 se mantienen los horarios".