Visibilizar y apoyar a las víctimas de abusos en la Iglesia

Navarra Televisión
-

El Gobierno de Navarra y la Universidad Pública de Navarra (UPNA) van a colaborar en un proyecto que tiene como objetivo apoyar a las personas menores de edad que hayan sufrido abusos sexuales cometidos por miembros del clero.

Visibilizar y apoyar a las víctimas de abusos en la Iglesia

Se trata de un proyecto para el que el Gobierno foral y la UPNA piden colaboración ciudadana. Se hace un llamamiento para que las posibles víctimas de estas situaciones puedan dirigirse, hasta finales de octubre y de forma totalmente anónima, al equipo investigador de la UPNA. Con las informaciones obtenidas y después de una entrevista personal complementaria, se realizará un censo de posibles víctimas de esos abusos.

El proyecto ha sido presentado este viernes, en rueda de prensa, por el director general de Justicia del Gobierno de Navarra, Rafael Sainz de Rozas, y por los investigadores de la UPNA Mikel Lizarraga y Amaia Álvarez. Todos ellos han destacado que el objetivo de esta colaboración es "analizar de manera más precisa los casos y poder aunar fuerzas en el camino hacia la verdad, justicia y reparación de las víctimas".

Los representantes de la UPNA han expuesto que, en esta fase de la investigación, se desea realizar un censo de víctimas de este tipo de abusos. Las vías de comunicación para recoger testimonios de la ciudadanía estarán en funcionamiento hasta el mes de octubre, y son el teléfono 699 70 60 88 y el correo electrónico investigacion.abusosclero@unavarra.es. Se garantiza, en todos los casos, el pleno anonimato de quienes participen.

Se invita a participar a cualquier persona que considere que dispone de información relevante. A partir de lo recopilado, se realizarán entrevistas personales con las víctimas para culminar el trabajo de investigación.

"INSTITUCIONALIDAD Y RIGOR ACADÉMICO EN LA INVESTIGACIÓN"

El director general de Justicia del Gobierno de Navarra, Rafael Sainz de Rozas, ha puesto de manifiesto que el Ejecutivo está trabajando en esta cuestión con dos características muy marcadas: "Una es la institucionalidad, el apoyo e implicación del Departamento de Políticas Migratorias y Justicia; la otra es el rigor académico en la investigación, que se logra a través de la cooperación con la UPNA".

La colaboración entre la UPNA y el Gobierno de Navarra en esta materia se inició con la Asociación de Víctimas de Abusos en Centros Religiosos de Navarra hace año y medio. Fruto de ese trabajo conjunto se organizaron las jornadas 'Centros religiosos y pederastia: hacia la verdad, la justicia y la reparación desde Navarra', a raíz de las cuales se publicó un libro que recopilaba las ponencias allí expuestas.

Con respecto a la institucionalidad que está marcando estas acciones, Sainz de Rozas ha señalado que avanzar en esta investigación responde "no solo al convencimiento de la necesidad de memoria, verdad, justicia y reparación que toda víctima tiene", sino que también "pone de manifiesto el compromiso del Gobierno de Navarra con los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas".

Así, Sainz de Rozas ha recordado que, en esta materia, la actuación de los poderes públicos de Navarra está alineada con la Agenda de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para 2030, y en particular con dos de sus objetivos: "El cuidado a las personas más vulnerables, y en particular cuando hayan sufrido un delito que afecte a su desarrollo integral, como es aquí el caso"; y también la cohesión social, en la que debemos trabajar afrontando episodios de nuestra historia reciente que nos desgarran como comunidad".

El director general de Justicia ha afirmado que "cuando nos imaginamos como comunidad en 2030, debemos imaginarnos con unos poderes públicos que propicien verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición de hechos como estos porque eso nos otorgará esa cohesión como sociedad y esa fuerza colectiva que deseamos de cara a ese horizonte temporal".