Navarra trabaja con Salud para una fase 2 con "limitaciones"

Navarra Televisión
-

El Gobierno de Navarra ha informado de que el departamento de Salud trabaja con el Ministerio en cómo avanzar hacia la fase 2 a partir de la próxima semana introduciendo "tanto posibles limitaciones" como "especificidades".

Éstas están relacionadas "con la realidad autonómica y local en ámbitos como el educativo, el de ocio y deporte y el contexto de municipios con poca población", entre otros, precisa el Ejecutivo en un comunicado, en el que añade que "muchas de ellas han sido aportadas en el proceso participativo" y abordadas con otros departamentos e instituciones como las entidades locales y delegación del Gobierno.

En este sentido indica que se están estudiando también los efectos de la desescalada a nivel de zonas básicas teniendo en cuenta siempre los datos positivos de evolución de la epidemia, para los que el desarrollo de la actual semana "es determinante ya que se mide la incidencia de anteriores fases de reapertura de la actividad económica y social".
Navarra trabaja con Salud para una fase 2 con Navarra trabaja con Salud para una fase 2 con "limitaciones" - Foto: Jesús Diges
El Gobierno explica que estas consideraciones están incluidas en el informe previo remitido hoy a Sanidad y, en todo caso, pendientes de completarlas y debatirlas con el Ministerio y de que "a lo largo de esta semana se confirme la tendencia en cuanto al control de la epidemia", un extremo "clave" para avanzar hacia esa "nueva normalidad".

Y sobe ella agrega que en el Consejo Interterritorial del próximo viernes 22 tiene "otro hito importante de cara a cerrar el escenario que entraría en vigor el lunes 25".

Destaca así que en los últimos días, en los que se ha intensificada toda la estrategia de detección y seguimiento de nuevos contagios y cribados generales, estos se han mantenido en una media baja, si se adopta una perspectiva temporal de dos semanas.

Navarra encadena además dos jornadas sin fallecimientos y en la vertiente asistencial han descendido los ingresos hospitalarios y el número de pacientes en UCI (actualmente solo 14) mientras han subido las altas epidemiológicas.

El Ministerio de Sanidad, además de la capacidad de respuesta asistencial y reservas de material estratégico y de protección, está poniendo el foco en la eficacia de cada autonomía en la detección precoz de nuevos brotes.

Para ello mide el tiempo que transcurre entre la detección de “casos sospechosos” (por síntomas) y su confirmación o desestimación mediante PCR así como el seguimiento de todos sus contactos.

Por es Navarra ha reforzado con medios materiales y humanos el dispositivo de diagnóstico y control de nuevos casos, tanto incrementando el número y supuestos en los que aplicar esta prueba virológica como en el personal que realiza los estudios epidemiológicos.

Un nuevo equipo de enfermeros y enfermeras de consejo ha reforzado al personal de Atención Primaria y Salud Pública que se dedica a esta tarea y se están implementando, dentro de una estrategia más amplia, nuevos cribados a personas y pacientes asintomáticos para proteger espacios especialmente vulnerables y con prevalencia alta, como residencias, hospitales y otros centros sanitarios.

De hecho el Gobierno indica que se prevé realizar un test serológico o un PCR a más de 15.000 sanitarios y 8.000 trabajadores de residencias.

Desde la perspectiva de detección precoz de la COVID-19, estas líneas de actuación confluyentes generan la resultante de que en Navarra cada vez hay una mayor sensibilidad para activar alertas de “casos sospechosos” (1.290 en la última semana, según el boletín epidemiológico) por clínica y rastreo de contactos.

Además cada vez se realizan más PCR (un acumulado de 40.600) a más colectivos y supuestos para ver si estos casos posibles se confirman o se descartan y al mismo tiempo esto no se traduce en un incremento proporcional de nuevos casos positivos confirmados como nuevos contagios.

Destacdan algunas zonas sin ningún caso nuevo (o solo casos asintomáticos) en las dos últimas semanas, sobre todo en la zona del norte y noreste de Navarra o en Tierra Estella, mientras los técnicos de Salud Pública y Atención Primaria siguen monitorizando estos y otros aspectos como las variables de edad y ámbito laboral/familiar) para afinar en la desescalada que permite jugar con plazos intermedios.

El Ministerio también ha sido sensible ya a peticiones anteriores dirigidas a aplicar unos parámetros más flexibles en las zonas rurales y así se ha pedido subir al 50% del aforo en lugares de culto en pueblos con menos de 500 habitantes o permitir, previa autorización municipal, trabajar en las huertas del municipio en la que se tiene la segunda residencia.

Lo que sí está más definido es la aplicación de las diferentes opciones abiertas por el Ministerio en cuanto a las actividades que se pueden realizar en la futura fase 2 o incluso en la actual 1 y que este domingo ha publicado en el BOE.

Así, en Navarra la incorporación voluntaria del alumnado a las aulas se circunscribirá a los 2º de Bachillerato en relación a la EvAU.

En cuanto a cultura, lo más relevante es que se prevé seguir limitando el aforo de actos en espacios abiertos a las actuales 200 personas.

Navarra también ha venido siendo restrictiva en cuanto a la reapertura de bajeras o sociedades gastronómicas en relación a reuniones de personas y ha llamado la atención sobre la necesidad de extremar las medidas de prevención y distancia en los nuevos pasos que se den en materia de hostelería y comercios, tanto en pequeños como grandes espacios.

Por el contrario se ha pedido que las tiendas de muebles de más de 400 metros también puedan abrir ya.

En cuanto a actividades deportivas en la naturaleza y al aire libre se quiere plantear al Ministerio ir más allá de la limitación al término municipal y flexibilización de horas pensando en aficionados al montañismo/senderismo y el ciclismo, entre otros.

Con el objetivo de plantear una desescalada cercana al territorio, también se baraja estudiar en la próxima comisión de transición posibles indicaciones sobre zonas de baño en ríos, una realidad no contemplada en el BOE que solo habla de playas y piscinas, que cuenta ya con una guía.

En cuanto a grupos vulnerables, el Gobierno sigue considerando necesario reservar una franja horaria para paseos de personas mayores y observa la posibilidad de visitas a centros residenciales con mucha prevención y precaución ya que son espacios que han demostrado una gran vulnerabilidad y prevalencia.

Por ello, la Comunidad Foral apuesta por una aplicación propia y adecuada a cada contexto y centro dentro del margen general de la normativa estatal en esta segunda fase.

Todas estas cuestiones, no obstante, están en un estado de propuesta y trabajo con las autoridades sanitarias estatales así como de participación y consenso con los órganos consultivos navarros y las entidades locales a largo de esta semana mientras se concluye el trabajo en común con el Ministerio.