Chivite asegura la atención a migrantes y presos

Navarra Televisión
-

La presidenta del Gobierno, María Chivite, ha asegurado este jueves en el pleno del Parlamento de Navarra que la atención a personas migrantes en situación irregular y presas en la cárcel de Pamplona durante esta crisis sanitaria está garantizada.

Chivite asegura la atención a migrantes y presos - Foto: ARCHIVO

En respuesta a una pregunta de EH Bildu, Chivite ha indicado que desde "el primer momento" las personas más vulnerables han sido "una preocupación" del Gobierno en esta pandemia.

Y en concreto ha recordado que las personas migrantes disponen en Navarra "de sanidad universal y gratuita tenga o no tarjeta sanitaria" y las presas tienen "una atención adecuada como no podría ser de otra manera".

En este sentido ha precisado que el asesoramiento jurídico y la intermediación cultural han seguido funcionando y se pueden denunciar también pese a las restricciones de la pandemia los comportamientos racistas.

Además, ha dicho, se han puesto en marcha recursos de emergencia habitacionales con 32 plazas para personas que vive hacinadas, y se les facilita información hasta en diez idiomas sobre asuntos de interés como las ayudas al alquiler o el empleo agrario.

La presidenta ha añadido que en la cárcel se están haciendo pruebas PCR a reclusos y trabajadores y desde el primer día se ha contactado con la dirección y la delegación del Gobierno para colaborar aunque Navarra no tiene competencias más allá de los servicios sanitarios y jurídicos, que "han funcionado en todo momento".

Antes Patricia Perales, de EH Bildu, ha valorado la responsabilidad y solidaridad de la sociedad navarra para con los más vulnerables y subrayado que es necesario trabajar en favor de estas personas y en concreto de las que se encuentran en situación irregular para poder garantizarles su derechos, igual que a los presos.

Son dos peticiones concretas que parten de la sociedad para "no dejar a nadie atrás", un objetivo que tanto el Gobierno como el PSN defienden.

Y al respecto ha recordado que las mujeres migrantes que han estado cuidando a personas mayores en condiciones precarias ahora "no tienen casa, no tienen trabajo y no tiene papeles, por lo que no se les garantiza ningún derecho en estos momentos para poder pedir la renta garantizada".