Falta de liquidez e ingresos, amenazas de entidades sociales

Navarra Televisión
-

La incertidumbre, la falta de liquidez debido a la paralización de la actividad y la ausencia de ingresos son algunas de las "grandes amenazas" que la situación actual derivada de la pandemia del Covid-19 tiene entre las entidades sociales de Navarra

Falta de liquidez e ingresos, amenazas de entidades sociales

Así se desprende de un informe realizado por la Fundación Caja Navarra sobre el estado del tercer sector en Navarra y su afectación por la crisis originada por la pandemia del coronavirus. Para ello, ha lanzado una encuesta que ha sido respondida por 123 entidades de diversos ámbitos y una reunión en la que participaron plataformas de los sectores sociales, educativos y culturales.

Según ha explicado el director general de Fundación Caja Navarra, Javier Fernández, este informe "plasma un total de once conclusiones de carácter general y que afectan a todo el sector y, por tanto, se puede decir que a la sociedad. Además, hemos querido poner de relieve aquellas consecuencias que está acarreando esta crisis".

Las conclusiones generales son muy variadas. Las entidades hablan de "una crisis integral, que ha evolucionado de lo sanitario a lo social y económico, y que cuenta con algunos factores que ya están dividiendo a la sociedad". Uno de ellos, ha indicado el director general de Fundación Caja Navarra, es "la brecha digital, ya que se trata de una cuestión que afecta de muchas maneras". "Las personas sin herramientas digitales, formación adecuada y conectividad no pueden acceder a muchos trámites básicos ni a contenidos culturales, además de la afectación que puede tener en el proceso académico de sus hijos e hijas", ha destacado la Fundación en una nota.

El documento señala "la incertidumbre, la falta de liquidez de las entidades (debida a la paralización de la actividad de muchas de ellas y la ausencia de ingresos) y la situación laboral global como grandes amenazas de esta situación". Asimismo, las entidades subrayan que un rebrote de la pandemia "tendría consecuencias fatales para ellas".

La Fundación Caja Navarra ha puesto en valor "la capacidad de adaptación a esta situación que ha tenido el tejido asociativo y el esfuerzo realizado para mantener las plantillas, con un 63% de las entidades que ha tenido afectación laboral nula o poca en sus equipos de trabajo".

Por otro lado, un 52% de las asociaciones creen que habrá una "salida paulatina" de esta situación, aunque fijan como cuestiones claves para conseguirlo la conciliación laboral, la formación y la capacidad de trabajar en red, colaborando con otras entidades.

Si se realiza un análisis sectorial, las entidades sociales entienden la necesidad de "aprender de la crisis económica vivida en 2008 y evitar políticas públicas de recortes". Las entidades que trabajan con la discapacidad inciden en cuestiones como "la accesibilidad universal y la perspectiva de género, así como una atención específica a la salud mental y a las secuelas físicas que haya podido generar el confinamiento en las personas con discapacidad".

En el ámbito de las personas mayores, se destaca la necesidad de un "replanteamiento de los modelos de intervención e, incluso, habitacionales". Así mismo, se plantea el reto de "superar la realidad de la soledad y la brecha digital". Esta misma carencia tecnológica se aprecia en los colectivos más vulnerables dentro de esta situación, entre los que destacan las personas migrantes y las de etnia gitana. La necesidad de su inserción laboral se plantea como "un gran objetivo actual".

Las entidades culturales, por su parte, han advertido del "peligro de desaparición" de continuar la situación de "parálisis del sector" y han destacado su "fragilidad" en esta crisis. Destacan, además, la "dura situación laboral de muchas personas que trabajan en este ámbito". Genera una gran incertidumbre cual será la actitud del público una vez se reanude la actividad, por lo que ven en las ayudas públicas y en la "máxima coordinación" de los espacios programadores dos factores para salir de la crisis. De cara a futuro, apuestan por la creación digital, el fomento de la investigación y generar un clima de reflexión.

Las entidades educativas subrayan que la atención a la diversidad "será una tendencia acentuada en los centros escolares", mientras que desde el ámbito universitario se muestra la preocupación porque la situación socioeconómica de la sociedad "pueda frenar la trayectoria académica de algunas personas o, incluso, el acceso a la universidad". Se subraya "el agotamiento de los profesionales" ante la nueva situación y su necesidad de conciliación familiar.

Una vez elaborado este informe, Fundación Caja Navarra va a difundirlo a través de los medios de comunicación, su web y sus redes sociales. También se le hará llegar a todas las entidades que conforman el tejido asociativo navarro y se pondrá al servicio de la administración.