El mapa de los rebrotes

Agencias
-

Una comarca de Zaragoza retrocede a la fase 2 por la oleada de contagios, al igual que el lunes hicieran tres territorios de Huesca

Dos sanitarios, frente al polideportivo Cortes de Aragón de Fraga (Huesca), donde se encuentran algunos nuevos contagiados - Foto: JAVIER BLASCO

Residencias de ancianos, casos importados, hospitales y explotaciones hortofrutícolas son los escenarios que protagonizan los primeros rebrotes de la COVID-19 tras el fin del estado de alarma. Nuevos focos que, de momento, se mantienen bajo control, según aseguró ayer el Gobierno, pero que hacen crecer el temor a una nueva expansión de la pandemia que frene en seco la desescalada en todo el territorio nacional.
En Aragón, la comarca Bajo Aragón-Caspe de la provincia de Zaragoza ha sido la cuarta en la que un nuevo foco de coronavirus, que ha afectado a varias familias y está relacionado con trabajadores de empresas hortofrutícolas, obligó ayer a dar marcha atrás en la desescalada y retroceder a la fase 2. Se sumó así a las tres comarcas de Huesca (La Litera, Cinca Medio y Bajo Cinca), que abandonaron el pasado lunes la nueva normalidad debido a una oleada de contagios que tiene su origen en una explotación agrícola. Hasta el momento, en el foco oscense se han registrado 78 casos, una cifra que podría aumentar en las próximas horas por la realización masiva de pruebas.
En Málaga se ha detectado otro foco de contagios, con nueve personas que han dado positivo en las pruebas por PCR en el Centro de Acogida, Emergencia y Derivación de Cruz Roja, y se estudia otro centenar de casos que están «en seguimiento activo».
En Murcia, la consejería de Salud vigila un foco de nuevos casos confirmados en los últimos días, vinculados a los pasajeros de un vuelo procedente de Bolivia y que ha provocado, al menos, 17 contagios. Se trata de tres personas que al llegar a España tendrían que haber guardado una cuarentena, algo que incumplieron, e hicieron vida normal. Una situación similar se da en Galicia ha provocado un brote en el Barbanza, comarca en la que se registraron nueve positivos en Ribeira y A Pobra, y donde se han investigado un total de 104 casos.


Preocupan las residencias

Como ya ocurriera durante la expansión de la pandemia, las residencias siguen siendo en España el principal foco de la enfermedad y es donde se están detectando un mayor número de nuevos positivos. En Lérida, en el centro privado Castrillón de la ciudad catalana, 13 residentes y cinco trabajadores han dado positivo.
En Extremadura, tres residencias de mayores están a día de hoy afectadas por la COVID-19, con alrededor de 22 personas aisladas, 18 de ellas en Los Pinos de Plasencia. Las otras dos residencias afectadas son DomusVi de Badajoz y Virgen De La Montaña, de Casar de Cáceres, con dos personas aisladas en cada centro.
En Vizcaya, ha habido «un leve repunte» de los contagios entre los trabajadores de este tipo de instalaciones, con 18 afectados y 93 aislados, aunque entre los ancianos las cifras se mantienen estables, con cinco ancianos infectados. 
Desde Galicia, las noticias son positivas, ya que la cifra de contagiados en las residencias permanece invariable por tercer día consecutivo: cuatro usuarios y un solo trabajador. En Asturias, hay en la actualidad dos centros con cinco casos activos de personas residentes, de un total de 240, y se han superado los rebrotes que el pasado mes afectaron a varios centros.
También parecen controlados los focos de Valladolid, donde la pasada semana se registraron varios casos en distintos centros de mayores de la provincia.