Se atrinchera con su hija de cuatro años en Artica

Navarra Televisión
-

Policía Foral tuvo que intervenir este sábado por la tarde ante la alerta de un vecino de Artica atrincherado en su domicilio. La negociación se prolongó tres horas hasta que el hombre salió del piso y entregó a la menor.

Se atrinchera con su hija de cuatro años en Artica - Foto: Navarra Televisión.

La Policía Foral consiguió ayer sábado que un padre, que se había atrincherado con una hija de cuatro años, la entregara después de una negociación que se prolongó durante tres horas.

Los hechos se produjeron por la tarde en un domicilio de Artica cuando el Centro de Mando y Coordinación recibió una llamada ciudadana que alertaba de que el ex marido de una vecina se había encerrado con una menor.

Hasta el lugar se desplazaron patrullas de seguridad ciudadana y un equipo negociador policial para tratar de que depusiera su actitud y entregara a la niña. Después de una intervención que duró tres horas el varón salió del piso y entregó a la niña, momento en el que fue reducido y trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra para valoración médica y psiquiátrica, ha explicado en una nota la Policía Foral.

No ha sido la única intervención del equipo negociador. El pasado miércoles, también en Artica, se recibió una llamada en la Policía Foral en la que se informaba que un hombre había expulsado de su vivienda a su mujer y sus cuatro hijos. Cuando una patrulla de seguridad ciudadana se movilizó al lugar para conocer el caso y trasladarlos al centro de salud de Buztintxuri el varón se atrincheró en su casa y amenazó con tirarse por la ventana.

Se movilizó un negociador policial y también al GIE (Grupo de Intervenciones Especiales), que contactaron durante hora y media con el padre a través de la puerta para su salida voluntaria, mientras que la Brigada Asistencial recogió denuncia a la víctima y se hizo cargo de la posterior investigación.

Además de estas dos intervenciones los equipos negociadores de la Policía Foral han intervenido este año en otras ocho ocasiones, motivadas por situaciones límite en las que ha habido que desarrollar técnicas de mediación para solventarlas positivamente.