El turismo clama contra el plan de desescalada

Agencias
-

La patronal acusa al Gobierno de improvisación y de dar mensajes contradictorios en un sector que es clave para la economía nacional

El turismo clama contra el plan de desescalada - Foto: Mohamed Hossam

Es uno de los sectores económicos más importantes del país, supone una aportación al Producto Interior Bruto (PIB) del 13 por ciento, genera 2,7 millones de ocupados y atiende una demanda de más de 80 millones de visitantes al año, y, sin embargo, según su patronal, el turismo ha sido menospreciado por el Gobierno en el proceso de desescalada hacia la nueva normalidad. 
Así, el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Jorge Marichal, criticó ayer la «improvisación, mensajes contradictorios y errores de bulto» del Ejecutivo con la planificación en el sector, lo que genera «pérdida de confianza» entre los operadores.
«El turismo no puede seguir así», señaló la patronal y puso como ejemplo la mala comunicación sobre la cuarentena o la publicación de anuncios in extremis en el Boletín Oficial del Estado los domingos «a las 11 de la noche».
Los hoteleros exigieron «ya» la prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor hasta el 31 de octubre y con «flexibilidad» para que «las empresas se líen la manta a la cabeza».
Según Marichal, «es la hora del turismo», y para ello, los empresarios necesitan «certezas» y «antelación suficiente» para poder preparar la vuelta a la actividad ya que «abrir un hotel necesita tiempo».
En ese sentido, apuntó que «las empresas han de tener esa capacidad de meter y sacar personal del ERTE sin que eso suponga su ruina y sin tener que esperar a mil interpretaciones de los dos ministerios, Turismo y Seguridad Social».
Marichal propuso también un período de carencia automática en las bajas de capital de las operaciones financieras turísticas para proteger a las empresas y que no pierdan sus activos. «¿Es tan difícil de entender que necesitaremos rebajar las salidas de caja al mínimo para poder tomar decisiones más valientes con respecto al inicio de la actividad?, se preguntó.
En el caso concreto de Canarias, advirtió que los hoteleros no han cobrado de los turoperadores el primer trimestre del año -temporada alta en las islas- y pronostica que cuando abran habrá tensiones de tesorería «brutales» y les apretarán con ofertas y necesidad de crédito pese al dinero que deben.


Líneas de ayuda

Marichal fue claro y reprochó que «lo más triste es que tendremos que pasar por el aro si queremos sobrevivir», por lo que ve más viable que el Estado impulse una línea de avales para que las empresas puedan dar crédito a los turoperadores y las entidades descuenten las facturas.
Para incentivar la demanda, la Cehat propuso bonificar en el impuesto de la Renta los gastos de las vacaciones en España, una medida que también permitiría combatir la economía sumergida de la vivienda vacacional.
Marichal se mostró crítico también con la situación interna del Ministerio de Turismo y se cuestionó «qué está pasando» ante la marcha de cargos «valiosos» o la situación en Turespaña. «¿Alguien no está de acuerdo en que es un puesto clave para la recuperación del sector?», comentó.
En esa línea, indicó que el subsector turístico necesita un Ministerio «fuerte» y «valiente» y que tome decisiones de «sentido común» y amparados por profesionales solventes.