Cuatro minutos al día para un 'cuerpo 10'

Charo Barrios
-

Kenichi Sakuma, maestro japonés del 'fitness', publica 'El método Sakuma Full Body', en el que da una serie de consejos para perder peso y trabajar zonas de nuestro cuerpo que nos disgustan

El joven vendió tres millones de ejemplares de su primer libro.

Después de haber vendido más de tres millones de ejemplares en Japón con su primer libro, El método Sakuma, el autor y entrenador personal nipón Kenichi Sakuma vuelve a la carga con un nuevo título publicado por Kitsune Books: El método Sakuma Full Body. Esta vez nos enseña cómo podemos llegar a tonificar las zonas rebeldes de nuestro cuerpo con tan solo cuatro minutos de ejercicio al día, durante un mes. ¡Increíble, pero cierto! Y más en estos tiempos tan duros de confinamiento por culpa de la pandemia del coronavirus y tan difíciles para poder hacer ejercicio físico. 
Según nos explica el propio autor, este es un libro centrado en tonificar las zonas del cuerpo que más nos preocupan, donde cada parte a trabajar está divida en cuatro secciones de actividades diferentes. En cada minuto, los músculos trabajarán al máximo de su capacidad, haciendo así que aumente la masa muscular de la zona que se está ejercitando; además, al aprender cómo corregir nuestra postura y, sobre todo, la cadera, el posible efecto rebote -las popularmente conocidas como agujetas- no existirá, y podemos llegar a perder el peso que deseamos sin ningún tipo de problema.
Muchos se preguntan si este milagroso método funciona igual de bien para todo el mundo, pero Sakuma nos asegura que no tenemos que preocuparnos por nada.
Según insiste una y otra vez, no importa si eres hombre, mujer, la edad que tengas, si te cuesta perder peso («El rango de poder adelgazar en estas personas es mayor» nos dice) o incluso si estás embarazada. Su método es efectivo para todos. Pero su efectividad no solo se reduce al ejercicio.
El método Sakuma no solo nos ayudará con nuestro cuerpo sino también con nuestra mente. Según el autor, «cuando uno hace deporte, el subidón que le provoca la adrenalina es lo que hace que se sienta bien consigo mismo». «Percibir el efecto de que está mejorando es lo que más emocionará a la persona. Sumado a esto, la gente va al gimnasio para desahogarse y, para ello, el ejercicio rítmico y sudar son dos factores que ayudan a librarse del estrés», sentencia de una forma muy tajante.  

 

Preparados, listos, ¡ya!

Para llevar a cabo con éxito la fórmula de este singular maestro nipón, lo primero que debemos hacer, según explica el autor, es quitar de nuestra mente los pensamientos que son negativos, ya que son un pesado lastre para todos y todas. El Voy a hacer suena a esfuerzo, a algo pesado que no queremos llevar a cabo y su método no consiste en eso. Lo peor para querer adelgazar es que una persona crea que no lo logrará haga lo que haga. Mentalizarse de que es posible es prepararse adecuadamente. Es un comienzo. Importantísimo. 
Y si este método no requiere mucho tiempo, tampoco hacen falta un gran gimnasio o aparatos imposibles. Con solo una silla, una esterilla de yoga o una sencilla toalla, se pueden llevar a cabo todos los ejercicios del libro. 
Y Kenichi Sakuma tiene un consejo claro que dar a sus lectores: «Haced los ejercicios solos, ya que cuando se hace un ejercicio colectivo las personas implicadas no se centran tanto en llevar a cabo la actividad para ellos mismos; por lo que, no funcionará tan bien como si trabajan solos». 
Parece que las lecciones de este joven de 31 años causan furor en medio mundo, por lo que está preparando la apertura de un nuevo gimnasio en Madrid y pensando en expandir, poco a poco, tanto su marca como su método.
Hace poco este entrenador de misses ganó un prestigioso premio, el Marie Kondo del fitness. Dicen de él que es el inventor de la gimnasia sueca a la japonesa.