Insuficiente reacción en Vallecas

Asier Cotelo
-

2
Rayo Vallecano
1
CA Osasuna
Finalizado
Osasuna regala dos goles en la recta final del primer periodo y aunque reaccionó con un gran tanto de Moi Gómez en la segunda parte no le fue suficiente para por lo menos lograr el empate.

Insuficiente reacción en Vallecas

Dos goles del Rayo Vallecano en los minutos finales de la primera mitad condenaron al conjunto rojillo en Vallecas. Aunque en la segunda parte el golazo de Moi Gómez dio 'alas' a Osasuna, la reacción fue insuficiante para por lo menos lograr el empate.

Desde un inicio se pudo ver un partido igualado, con dos conjuntos que luchaban por adueñarse del balón. Osasuna optaba por jugar en corto aprovechando los jugadores de fútbol control con los que saltó al verde. Moncayola, Pablo Ibáñez y Aimar Oroz, que no hace tanto jugaban los tres juntos en el Promesas, intentaban imponer su calidad, pero las continuas ayudas del Rayo Vallecano hacían que se vieran muchas disputas en la medular. Kike Barja trataba de darle profundidad al equipo, buscando a Kike García en la punta de ataque. Por la banda izquierda Abde no tuvo apenas protagonismo. Más tarde sería cambiado en la segunda mitad. Llegaba más Manu Sánchez, que fue de lo mejor en ataque. Por contra, Nacho Vídal se veía falto de profundidad y sufriendo en cada transición local. Esa dinámica del partido poco a poco se fue traduciendo en un Rayo Vallecano más dominador, que aunque no llegaba con peligro, empezó a hacerse con el medio campo. Así, alcanzado el minuto 40, un balón por la derecha acabó en el interior del área osasunista, donde Aridane al tratar de despejarlo ante la presión de Óscar Trejo se introdujo la pelota al fondo de la portería. Gol en propia meta que supuso el 1-0 del cuadro madrileño. Para colmo, en la siguiente ocasión local, en hasta dos ocasiones la defensa rojilla dudó en despejar un balón caído del cielo dentro del área, hasta que Isi en la frontal consiguió conectar con el esférico y lo introdujo ajustado al palo. Era el minuto 42 y el Rayo había anotado dos goles en dos minutos. Ahí se fue el partido a vestuarios.

Ya en la segunda parte Jagoba Arrasate no tardó en dar entrada a Rubén Peña por Nacho Vidal y a Moi Gómez por Pablo Ibáñez. Ambos cambios fueron en el minuto 56, pues hasta entonces Osasuna se había mostrado muy, muy espeso con balón. La entrada de Moi le dio al equipo mayor control, mientras que Rubén Peña en su primera internada creó peligro. El ex del Villarreal ganó línea de fondo y tras pisar área buscó compañeros de segunda línea. Ahí llegaba Manu Sánchez, pero no logró rematar al quedarle el balón en su pierna diestra. El Rayo Vallecano se veía encerrado en su campo, tanto que hundía demasiado la defensa, tal y como se demostró en el 2-1 de Osasuna. Moi Gómez se vio en la frontal del área líbre de marca y tras una buena conducción finalizó con un gran golpeo al palo contrario. Ese balón entró por la escuadra y redujo el marcador a la mínima diferencia alcanzado el minuto 65. 

Tras el gol de Osasuna el conjunto local quiso parar el partido con sus cambios, intentando evitar la reacción osasunista. En otra llegada por banda derecha un centro de Kike Barja lo remató Abde en el palo contrario, pero su cabezazo no fue del todo contundente y lo atajó el portero. Después el marroquí dejaba su sitio para dar entrada a Budimir. Osasuna pasaba a jugar con dos delanteros. También Juan Cruz accedió al verde por Kike Barja, haciendo que los navarros jugasen con defensa de tres. Arrasate quería encerrar al Rayo en su área, pero la zaga madrileña resistía y casi pudo sentenciar en la recta final, pero Aitor Fernández evitó el 3-1 en un saque de esquina que el meta repelió sobre la línea de gol. El colegiado añadió cinco minutos, pero apenas hubo presencia rojilla en área rival. Los de Vallecas se defendían con todo y acabaron encontrando el premio de los tres puntos. Entre tanto, Moi Gómez vio la quinta cartulina amarilla, por lo que no podrá estar presente la próxima jornada ante el Betis.